Rugbiers, crimen en Villa Gesell¿Giro inesperado en la causa? NA.

Un joven bajo el apodo de "Salvi", que se puso en conocimiento a través de los medios que había sido nombrado por el crimen de Fernando Báez Sosa, se presentó hoy ante la fiscalía para ponerse a disposición de la Justicia.

 

Por el hecho, aún siguen detenidos ocho rugbiers, mientras que en días pasados, otros dos recuperaron la libertad dado que la fiscalía no cuenta todavía con pruebas suficientes para dejarlos detenidos.

 

Fabián Améndola, uno de los abogados defensores de la familia de la víctima, lo señaló como "sospechoso 11" al revelar que para ellos podría haber participado del crimen de Fernando.

 

Noticias relacionadas

Los investigadores del caso analizaron los mensajes de WhatsApp de los diez rugbiers, identificaron a Salvador, pero no encontraron elementos para sospechar de él. Eso mismo fue lo que le transmitió la fiscal Zamboni.

 

Mientras tanto, Graciela Sosa y Silvino Báez, convocaron para el martes 18 de febrero a las 18 horas una marcha en la puerta del Congreso para exigir justicia por su hijo.