Coronavirus, REUTERSCoronavirus, REUTERS.

El temible avance del coronavirus no se detiene, sobretodo en el país donde se originó: China. Los habitantes necesitan decenas de millones de barbijos cada día, pero la burocracia del país impide que ellos puedan conseguirlo.

 

En lugares como Hong Kong, miles vaciaron estantes en busca de barbijos y papel higiénico en busca poder cuidarse.

 

China produce por día solo 20 millones de barbijos, lejos de satisfacer las necesidades de los 776 millones de personas.

 

Noticias relacionadas

Para tener una idea, a fines del mes de enero el país oriental debió comprar más de 56 millones de barbijos en el extranjero, según lo indicó el propio gobierno. Hon Hai Precision Industry Co., proveedor de Apple, tomó el asunto en sus propias manos y comenzó a fabricar barbijos para los empleados de su fábrica insignia ubicada en Shenzhen.

Coronavirus, REUTERS

Estas medidas solo exponen la falta de respuesta sobretodo del gobierno de la provincia de Hubei con una lentitud de respuesta ante el caso que preocupa.

 

En el centro manufacturero de Guangdong, los funcionarios se pusieron en marcha y alentaron las empresas locales para que empiecen a producir barbijos ofreciendo subsidios.

 

Las compañías que compraron líneas de producción y comenzaron a operar antes del 7 de febrero recibieron hasta 80% en reembolsos del gobierno; aquellos que cumplan con la fecha límite del 20 de febrero pueden recibir el reembolso de hasta la mitad de los gastos de sus equipos.

Coronavirus, REUTERS
La realidad pasa no sólo por los problemas grave de salud, también la provincia tiene problemas de licencia que hace que sus fábricas estén inactivas; otra cuyos subsidios excesivamente generosos podrían estar proporcionando los incentivos equivocados e, inadvertidamente, avivando el pánico de los consumidores. Esto demuestra que la burocracia China es ineficiente.