Asesino que confesó matar a su esposaInés Gallardo y el asesino Rubén Isaac Cueva.

El asesino se presentó en la comisaría y anunció que había matado a su esposa. "Se me fue la mano", les dijo a los policías, intentando justificar su accionar homicida tras el asesinato. Allí mismo quedó detenido.


Sucedió el martes en la localidad chubutense de Sarmiento. Cuando los agentes fueron hasta la casa de Rubén Isaac Cueva, oriundo de Chaco, constataron sus dichos: estaba el cadáver de su mujer, con signos de ahorcamiento.

Noticias relacionadas

 

El femicidio ​ocurrió la noche anterior y la víctima fue Inés Gallardo, quien se desempeñaba como portera de una escuela de la localidad. El cuerpo de la víctima fue hallado en el piso del comedor de la casa. Según las fuentes, se habían conocido en una iglesia evangélica de Comodoro Rivadavia, tras lo cual se casaron. Gallardo tenía un hijo de 16 años, fruto de una pareja anterior, en La Rioja.

 

Cueva, que ahora deberá ratificar su declaración realizada en la comisaría ante las autoridades judiciales, permanecía detenido a disposición de la fiscal general Laura Castagno.

 

La discusión había sido advertida por vecinos de la pareja que, según contaron después, eran frecuentes, aunque no había registro de ninguna denuncia policial.