Coronavirus, epidemia, China, muertos, REUTERSEpidemia letal de Coronavirus. REUTERS.

Con la confirmación por parte de las autoridades sanitarias de la provincia china de Hubei, de 116 nuevas víctimas fatales del ahora llamado, virus COVID-19, suman 1.483 los muertos y 4.823, los contagiados.

 

Ayer las mismas autoridades habían informado sobre 242 muertos y más de 14.800 casos de contagio, después de modificar los criterios de conteo e incluir pacientes diagnosticados apenas con ayuda de radiografías de pulmón, en tanto que más de 64.600 personas han sido infectadas en el país.

 

Los cambios en la forma en la que contabilizan las infecciones radicaron en que se comenzaron a contar los casos clínicamente diagnosticados para garantizar que los pacientes reciban tratamiento lo antes posible en lugar de tener que esperar a que se realicen pruebas de laboratorio para confirmar que tienen la enfermedad.

 

Noticias relacionadas

No obstante, esta modificación causó preocupación en distintos países, sospechando que la crisis pueda ser más grave de lo que las autoridades chinas están informando, y Estados Unidos, particularmente expresó que se sentía defraudado por la falta de transparencia de China sobre la crisis del nuevo coronavirus, según un alto funcionario de la Casa Blanca.

 

"Estamos un poco decepcionados por no haber sido invitados y estamos un poco decepcionados por la falta de transparencia de los chinos", dijo a reporteros Larry Kudlow, director del consejo de Economía del presidente Donald Trump.

 

Coronavirus, China, epidemia, REUTERSControles extremos en China. REUTERS.

 

La última semana Trump había elogiado a su contraparte chino Xi Jingping por la respuesta de su gobierno ante la irrupción de la epidemia, la cual oficialmente ha provocado la muerte de 1.367 personas y 60.000 se han infectado. Pero Kudlow dijo que aumentan las preguntas sin respuesta y que no había señales sobre la cooperación prometida.

 

"El presidente Xi aseguró al presidente Trump que China estaban en eso y que habría apertura, que aceptarían nuestra ayuda", agregó. "Estamos más que dispuestos para trabajar en esto con la ONU (y) la OMS y no nos dejan. No sé cuáles son sus motivos. Sé que aparentemente más y más personas están sufriendo allá".

 

Kudlow adelantó el impacto económico de la epidemia sería "bastante mínimo" en Estados Unidos, pero dijo que los temores sobre el nuevo coronavirus están creando "incertidumbre". "Si no tenemos buena información fuera de China, es muy difícil para nosotros hacer una evaluación decente", añadió.