El 15 de febrero se celebra el Día Internacional del Cáncer Infantil, foto, Fundación Pediátrica Argentina15 de febrero, Día Internacional del Cáncer Infantil, Foto: Fundación Pediátrica Argentina

El 15 de febrero está marcado como el Día internacional del Cáncer Infantil. En ese marco, la Fundación Pediátrica Argentina (FuPeA) apuntó a la importancia de concientizar a la sociedad de que, con un diagnóstico temprano, disponibilidad y acceso a tratamientos y cuidados apropiados, la muerte de niños que padecen la enfermedad es evitable.

 

El Registro Onco-pediátrico Hospitalario Argentino, dependiente del Programa PROCUINCA –Programa de cuidado integral del niño con cáncer del Instituto Nacional del Cáncer de Argentina— entre los años 2000 y 2016, reporta que se informaron al ROHA 22.450 casos de cáncer en niños menores de 15 años de edad.

 

En esa franja de edad, los tumores más frecuentes son las leucemias, los tumores de Sistema Nervioso Central y los linfomas.

 

Noticias relacionadas

Según estadísticas oficiales, la curación de cerca del 70% del total de niños con cáncer en Argentina se debe al diagnóstico temprano, el tratamiento adecuado y el cuidado integral del paciente en servicios especializados.

 

“El objetivo primordial de esta jornada es el de nuevamente generar concientización acerca del cáncer infantil y así reducir el número de muertes evitables por esta enfermedad”, dijo el Dr. Marcelo Scopinaro, Director Médico Ejecutivo de FuPeA y ex Jefe del Servicio de Hemato- Oncología del Garrahan, según consigna Perfil.

 

Además, detalló que buscan defender la necesidad de que todos los niños del mundo “tengan independientemente de su país de origen, estatus económico o clase social acceso a un diagnóstico y tratamiento preciso y a tiempo y por ende las mejores posibilidades de curación”.

 

“Con un diagnóstico temprano, disponibilidad y acceso a tratamientos y cuidados apropiados, así como con medicinas esenciales asequibles la muerte de niños con cáncer es evitable”, agregó.

 

Explicó también que en muchas ocasiones, los niños llegan al diagnóstico con tumores avanzados, cuando las posibilidades de curarlos son más difíciles.

 

En nuestro país, el tratamiento de los pacientes oncológicos pediátricos está centralizado. Del total de niños incluidos en el ROHA, el 74% fueron registrados por hospitales públicos, el 16% por centros privados y el 10% por otras fuentes (registros poblacionales, servicio de patología, certificados de defunción, etc.).

 

“La importancia de la concientización acerca del cáncer infantil se ha reflejado en las cifras que muestran que en los últimos años en la Argentina hubo una mejora en los porcentajes de curación”, explicó Scopinaro.

 

Según los datos reportados por el Registro Onco-pediátrico Hospitalario Argentino, la sobrevida a 36 meses en los períodos 2000- 04 y 2010- 14 creció del 63.1% al 72.4%, lo que se entiende como una diferencia significativa.