Violencia en MéxicoFosa donde entierran a las víctimas por la narcoviolencia.

El municipio de Irapuato, en Guanajuato del centro de México, se ha convertido en una verdadera zona de guerra con crímenes todos los días producto de los enfrentamientos narcos que acechan a todo el país desde hace años.

 

"Asesinan a dos mujeres y dos niños en su casa"; "Levantan a 10 de un centro de rehabilitación. Las balaceras dejan 7 muertos en menos de 30 minutos en Irapuato y matan a 8 en 15 minutos", explican los vecinos.

 

Para tener una idea de cómo cambiaron las cifras, enero de 2010 se contó 36 homicidios y en enero de 2020, han muerto asesinadas más de 400 personas, según los datos de la Fiscalía.

 

Noticias relacionadas

El enfrentamiento en la zona se da entre el Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG) —Los Cuatro Letras o La nueva— y otro local, el de Santa Rosa de Lima.

Violencia en México 

Guanajuato cuenta con secuestros masivos, desapariciones forzadas, ejecuciones extrajudiciales, balaceras, toque de queda autoimpuesto a las cinco de la tarde, fosas clandestinas, muertes por balas perdidas y militarización. Hasta hace cuatro meses, en Guanajuato ni siquiera había un colectivo de apoyo a las víctimas de la narcoviolencia.

 

En el panteón no cabe un coche más con cinco entierros a la vez. Las tumbas que acompañan a la de Medina rezan nombres de jóvenes que murieron con menos de 30 años. Todos entre 2019 y enero de este año. Una carroza fúnebre blanca con detalles brillantes sube las cuestas de un cementerio que rebasó desde hace tres años su capacidad. Los nuevos muertos se entierran más allá de los límites previstos.