Coronavirus, REUTERSCoronavirus, Reuters

La provincia de Hubei, epicentro de la epidemia de coronavirus, extendió a unas 24 millones de personas más las restricciones de movimiento y les pidió que se queden en casa hasta nuevo aviso.

 

Así lo informó el diario hongkonés South China Morning Post. En ellas solo se habilitará un único punto de entrada y salida, bajo vigilancia, una medida también aplicada en las urbanizaciones residenciales de las ciudades, según reportó la agencia de noticias EFE.

 

En esos lugares, tanto la entrada como la salida estarán limitados y únicamente una persona de cada hogar tendrá permiso para salir de él cada tres días al objeto de comprar los productos imprescindibles.

 

Noticias relacionadas

"En principio, cada aldeano ha de quedarse en casa. Si necesita salir, tiene que llevar mascarilla y permanecer a un mínimo de 1,5 metros de otras personas", dice el texto publicado por las autoridades regionales.

 

"Todos los centros de ocio deben cerrar y todas las actividades grupales deben suspenderse. Las bodas deben posponerse; los procesos funerarios, minimizarse. Las visitas a otras casas están estrictamente prohibidas, así como jugar al 'mahjong' (un popular juego de mesa chino) y a las cartas", añade el texto.

 

Sólo se permitirán furgones policiales, ambulancias "y otros vehículos con licencia especial en las rutas de Hubei", agrega el escrito.

 

Desde el pasado 23 de enero, Wuhan, epicentro de la epidemia y capital de Hubei, permanece en cuarentena. La provincia de Hubei registró ayer 100 muertos más por COVID-19, neumonía causada por el nuevo coronavirus denominado SARS-CoV-2. Hubei, situada en el centro-este del país, concentra la mayoría de las muertes y los contagios diagnosticados en la China continental hasta el momento.