Agricultor en Estados Unidos, pesticidasAgricultor en los Estados Unidos.

Un tribunal de Justicia estadounidense condenó a los grupos alemanes Bayer y BASF a pagar 265 millones de dólares a un agricultor que denunció que su pesticida dicamba había destruido sus cultivos de duraznos.

 

El jurado del tribunal federal de Cape Girardeau, en el estado de Misuri (centro de los Estados Unidos), dictó esa sentencia tras una denuncia de Bill Bader que afirmaba que ambas compañías animaban a los agricultores a usar el dicamba de forma irresponsable.

 

El dicamba es un pesticida popular, pero controvertido, ya que tiende a matar los cultivos en los campos vecinos de donde se utiliza. Se expande fácilmente y acaba con las plantas que no están adaptadas al producto.

 

Noticias relacionadas

Esta decisión judicial llega después de otro caso en el que Bayer fue condenada por un jurado californiano a pagar 290 millones de dólares a un jardinero enfermo de un cáncer incurable.

 

Esa sentencia fue por no haber informado bastante de la peligrosidad del RoundUp, otro polémico pesticida.

 

Bayer, que asegura que el dicamba es inocuo para los cultivos si los agricultores siguen las instrucciones, se plantea apelar la sentencia. BASF, por su parte, no quiso comentar la decisión judicial.

 

Según la agencia Bloomberg, este es el primer juicio en Estados Unidos sobre el pesticida dicamba, que lleva muchos años en el mercado.