Alberto Fernández y Mauricio Macri, jura como presidente, REUTERSAlberto Fernández y Mauricio Macri

Para el Financial Times, una de las principales publicaciones económicas del mundo, Alberto Fernández recibió una herencia "tóxica" de Mauricio Macri.

 

Cuando llegó a Casa Rosada en 2015, Mauricio Macri enamoró a los mercados, pero la crisis que se desató en el primer semestre de 2018 y que marcó su suerte para las elecciones del año pasado generó un divorcio con los analistas económicos.

 

"El legado que el presidente peronista Alberto Fernández recibió de su predecesor es tóxico: una recesión profunda, una de las tasas de inflación más altas del mundo y una deuda nacional cercana al 90 por ciento del PIB", indicó el diario británico.

 

Noticias relacionadas

Además, la publicación cuestionó también al actual presidente por no haber anunciado cuál es su plan económico.

 

"Fernández ha adoptado un enfoque novedoso. La mayoría de los países deudores que se enfrentan a la reestructuración, presentan un plan económico detallado y se comprometen a establecer objetivos claros para ganar el apoyo del FMI y los acreedores, para los inevitables recortes que siguen. Argentina ha decidido no decir casi nada acerca de su estrategia económica y, en cambio, les dice a los acreedores que esperen una oferta de reestructuración de la deuda amigable a mediados del próximo mes o que se preparen enfrentar consecuencias menos amigables", expresó.

 

"Hay un elemento de riesgo aquí. Es de interés del Gobierno sonar duro en esta etapa, de ahí el mensaje enfático de Martín Guzmán en el Parlamento de no permitir que los fondos extranjeros dicten la agenda de la política macroeconómica", añadieron los editorialistas del medio.

 

"El gobierno de Fernández no puede permitirse el lujo de dejar la política económica para más adelante. Argentina necesita urgentemente un plan creíble e integral para el crecimiento impulsado por la inversión para revitalizar los sectores más competitivos de la economía, como los agronegocios. Sin ella, el país corre el riesgo de volver a caer en los viejos hábitos del aislacionismo y el incumplimiento", sentencia la editorial.