El escándalo de Crypto AG ha generado polémica en el paísEl escándalo de Crypto. AG ha generado polémica en el país.

Se ha conocido que durante años servicios de inteligencia estadounidense y alemán usaron dispositivos de encriptación y líneas de comunicación seguras de la empresa suiza, Crypto AG, para espiar a otros países.

Noticias relacionadas

 

Crypto AG ha vendido aparatos a más de 120 gobiernos del mundo y hace poco se reveló que la CIA y los servicios de espionaje de la entonces Alemania Occidental (BND, en sus siglas germanas) trucaron aparatos para que pudieran romper los códigos e interceptar miles de mensajes.

 

De esta manera, EE.UU. tenía una posición privilegiada para conocer las atrocidades cometidas por estas dictaduras; de hecho, el medio estadounidense señala que los documentos indican que los funcionarios de la CIA estaban alarmados por los abusos contra los derechos humanos.

La empresa suiza Crypto fabricaba maquinas de encriptación CX-52
No obstante, los archivos no revelan ningún esfuerzo sustancial por parte de las agencias de espionaje o altos funcionarios estadounidenses para detener las violaciones a los derechos humanos en los países involucrados.

 

La justicia ya está trabajando en el caso, políticos piden una comisión parlamentaria que investigue el asunto. Esto presupone un golpe terrible para el país que siempre se ha visto orgulloso de su estado de "neutralidad".

 

Suiza negoció con EE.UU. para permitir la entregada de ayuda humanitaria a Irán para aliviar al país de los peores efectos de las sanciones.

 

También es una nación que vendió dispositivos de encriptación con fallos a Irán, con el sello de "Made in Switzerland" (fabricado en Suiza), para que así Washington pudiera escuchar a escondidas.