Padres de Fernando Baéz Sosa, NALos padres durante la marcha, NA.

Miles de personas se congregaron este martes frente al Congreso para reclamar justicia por Fernando Báez Sosa, el joven asesinado por un grupo de rugbiers a la salida de un boliche en Villa Gesell, al cumplirse un mes del crimen.

 

Mientras se desarrollaba el acto frente al Congreso, una masiva misa fue celebrada en la ciudad balnearia de Villa Gesell, en el lugar del crimen.

 

Luego de la masiva marcha, su papá Silvino agradeció el apoyo de la gente este martes en el Congreso de la Nación y pidió que "no se olviden del caso".

 

Noticias relacionadas

"A la gente que estuvo en el Congreso le debo todo. Me devolvió la vida. Me hizo bien estar ahí y agradezco de corazón, espero que siempre nos apoyen", expresó.

Fernando Báez Sosa, joven asesinado en Villa GesellFernando Baéz Sosa.

Respecto a la salud de su esposa, Graciela, expresó que "está bajando mucho de peso". "A mi esposa le hizo bien pero le costó mucho. Temblaba como si fuera un papel", relató.

 

"Tratamos de que nos digan muy poco. Estamos débiles, nos cuesta comer todavía", explicó.
El papá de Fernando aseguró que la movilización les dio "una fuerza enorme" y confesó que sintió que pudo "descargar todo arriba del escenario".

 

Tras el masivo apoyo que recibieron, pidió que el caso de su hijo no sea olvidado. "Ahora solo queda esperar que la justicia haga su trabajo", concluyó.

 

Su esposa y madre de Fernando habló durante el acto visiblemente conmovida. "Lo que le hicieron a mi hijo es terrible, no le dieron oportunidad de defenderse, lo mataron a traición", dijo a la multitud Graciela, en un emocionado mensaje.

"Quiero agradecer a todos por haber venido a acompañarme, no es fácil sin ustedes y con su ayuda se va a hacer realidad, se va a hacer justicia por mi hijo y todas las víctimas de violencia", dijo Graciela, notablemente emocionada en el escenario.

 

Y continuó: "Era un chico decente, bueno, que amaba la vida, a su prójimo, quería ayudar a todos el mundo, tenía metas, objetivos, lo que le hicieron nos arruinó la vida a mi esposo, a mí y a todos los que lo queremos".