Crimen en Villa Gesell, rugbiers detenidos, declaración ante juez, NATraslado de los detenidos. NA.

Tras un mes y un día de mantener un probable pacto de silencio, Máximo Thomsen y Ciro Pertossi, los principales acusados por el crimen de Fernando Báez Sosa en Villa Gesell, aceptaron hoy ser indagados por la fiscal Verónica Zamboni, que lleva adelante el caso y declararon efectivamente, de acuerdo a lo que confirmaron fuentes confiables del caso.

 

Las nuevas indagatorias a los 8 rugbiers detenidos y acusados de ser coautores materiales en el crimen de Fernando Báez Sosa se demoraron cuatro horas en empezar. Ya que el abogado que los defiende, Hugo Tomei, pidió la presencia del juez de Garantías de la causa, David Mancinelli.

 

"Nos mentiste" y "Mientras seas fiscal no voy a hablar del caso" dijeron entre afirmaciones en la ampliación de la declaración indagatoria. Los sospechosos insistieron en que no fueron informados por qué los indagaban apenas fueron detenidos. La defensa de los acusados, llevada adelante por el abogado Hugo Tomei, prevé más pedidos de nulidades a los ya planteados en esta causa y también en forma de denuncia penal.

 

Noticias relacionadas

Thomsen y Pertossi fueron los acusados iniciales de la autoría material del asesinato, una imputación que posteriormente se extendió a los otros seis rugbiers detenidos junto con ellos en la celda de alcaidía del penal de Dolores.

 

De esta manera, luego de la declaración, Thomsen y Pertossi abandonaron la fiscalía para subir al móvil del Servicio Penitenciario Bonaerense.

 

La defensa de los rugbiers, a cargo del abogado Hugo Tomei, pidió la presencia del juez de garantías del caso David Mancinelli en las declaraciones.

 

Para Zamboni, existen pruebas para incluir bajo la coautoría del "homicidio doblemente agravado por su comisión por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas" a Luciano Pertossi (18), Ayrton Viollaz (20), Matías Benicelli (20), Lucas Pertossi (20), Enzo Comelli (19) y Blas Cinalli (18).

 

Tras los turnos de Thomsen y Pertossi, Comelli fue el próximo en la lista para enfrentar a la principal investigadora del caso.

 

El ataque fatal contra Fernando ocurrió durante la madrugada del sábado 18 de enero en la puerta de un boliche de Villa Gesell.