Aníbal Fernández en Río Turbio, Foto TwitterAníbal Fernández en Río Turbio. Foto: @FernandezAnibal

El flamante interventor de Yacimientos Carboníferos de Río Turbio (YCRT), Aníbal Fernández, revocó las contrataciones de 417 agentes en planta permanente de la empresa pública que administra, en tanto que instruyó para que se realice una denuncia penal contra la dirigencia saliente.

 

En el decreto, que el ex jefe de Gabinete publicó en su cuenta de Facebook, se explica que el 29 de noviembre -a 11 días del cambio de gobierno-, el entonces interventor Omar Zeidán "en condiciones manifiestamente irregulares" designó "en la planta permanente del Ente a 417 agentes".

 

"Es patente que el Interventor ha dictado el acto en franca desviación de poder, por cuanto no asistimos a un simple error en la apreciación de la marcha de los negocios, sino que al momento del dictado del acto el establecimiento se encontraba virtualmente paralizado en virtud de diferentes medidas de fuerza", señala.

 

Noticias relacionadas

Según destaca el texto, "no existía previsión presupuestaria para atender tal erogación, ni tampoco dicha previsión fue contemplada por el proyecto de Presupuesto" remitido al Congreso para el ejercicio 2020.

 

"Estas designaciones vinieron a complicar aún más la delicada situación financiera del Ente, que mantiene una deuda con el Organismo Federal de Recaudación que supera el monto de dos presupuestos anuales", detalla.

 

Con esos argumentos, además de revocar las contrataciones, el ex jefe de Gabinete procedió a "formular la pertinente denuncia penal", en orden "a la eventual comisión de delitos de acción pública en perjuicio de YCRT".

 

El pasado 30 de diciembre, Aníbal Fernández fue designado interventor del YCRT por pedido de Alicia Kirchner, decisión que fue avalada por el presidente de la Nación, Alberto Fernández.

 

"Reúne las condiciones necesarias y la idoneidad profesional requerida para desempeñar dicha función", subrayaba el texto del decreto por el que fue designado.