Femicidios en MéxicoLa pequeña Karol y Barbara Greco, víctimas de los atroces crímenes en México. 

El caso de la pequeña Fátima, de siete años, conmocionó al mundo. La niña fue asesinada, abusada sexualmente y tirada en una bolsa de basura en la Ciudad de México, causó indignación y provocó que todo México se volcara en la búsqueda de los asesinos, que finalmente fueron capturados, sin embargo, al mismo tiempo mucho otros crímenes se cometieron también contra bebés niñas y mujeres en todo el país.

 

La violencia imparable contra mujeres y niñas se da desde recién nacidas, como se evidenció con el terrible caso de un hombre de 17 años que fue capturado este miércoles por abusar sexualmente y matar a su hija de apenas 11 meses. La bebé fue ingresada en un hospital del municipio Coyotepec, Estado de México por un traumatismo cráneo encefálico. En este escenario, se detectaron también señales de abuso sexual previo y síndrome del niño maltratado.

 

Allí comenzó la investigación y un trabajador social abrió una carpeta de investigación por el delito de violación en agravio a la menor, además de reunir elementos de prueba necesarios, para solicitar a un juez una orden de aprehensión en contra del padre de la pequeña, lo que fue otorgado.

México femicidios El Alerta de búsqueda de la pequeña Karol.

Noticias relacionadas

Miembros de la Policía de Investigación (PDI) de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) detuvieron e ingresaron al menor de edad en el Centro de Internamiento para Adolescentes Quinta del Bosque en Zinacantepec, mientras es investigado por los cargos de abusos físicos, sexuales y el feminicidio de su pequeña hija.

 

En otro caso, este miércoles fue encontrado el cuerpo de la pequeña Karol Nahomi Tobias Maltos, de cinco meses de edad, quien su madre denunció que le fue arrebatada de los brazos el martes 18 de febrero, en calles de la colonia Bellavista, en el municipio de Saltillo, Coahuila, sin embargo el fiscal detalló que se contradijo y además se encontró un video donde se le ve acercarse con algo entre las manos y dejarlo en el mismo lugar donde se encontró el cadáver de la pequeña.

Crimen de Fátima en México, REUTERSLos padres de Fátima en un inmenso dolor tras la muerte de la niña, REUTERS.

El martes 18 de febrero al punto de las 14:30 horas fue hallado el cuerpo de una niña de 14 años en Zihuateutla, Puebla, al interior de su propia casa y con señales de haber sido atacada con un arma punzocortante, así como visibles huellas de violencia. Hasta las 21:00 horas, peritos en criminalística llegaron al lugar del feminicidio para levantar el cadáver y, previo a ello, la policía municipal de Zihuateutla resguardó el domicilio de la menor de edad. Conforme a los medios locales, Central y Página Negra, de enero de 2020 con el feminicidio de la niña (que aún no ha sido identificada), suman 23 en el estado de Puebla, trayectoria en la que durante febrero ya se han documentado 6 casos más que los registrados durante ese mismo periodo en 2019.

 

De acuerdo con los primeros reportes, otro cuerpo de otra mujer llamada Barbara Greco fue encontrado sin vida entre las calles 20 de noviembre y Honduras, en la colonia El Barreal. Aparentemente, la mujer de 37 años de edad bajaba de una camioneta tipo pick up cuando fue atacada por arma de fuego, sufriendo una herida mortal en el oído. Por su parte, Julio Castañeda, vocero de la Fiscalía Especializada en Investigar Violencia contra las Mujeres por Razones de Género (FEM) de la Mujer está a la espera de que les entreguen documentos oficiales de la víctima para entregar el cuerpo a su madre, con quien vivía.

 

La violencia feminicida en el país va en aumento, diariamente ocurren asesinatos de mujeres y niñas. Las cifras, a pesar de diferir dependiendo del organismo que las presenta, indican que las muertes de mujeres se han incrementado en los últimos cinco años hasta en 96%, según cifras de Secretariado Nacional de Seguridad Pública de la Secretaría de Gobernación (SESNSP).

 

En México, el peligro feminicida no solo se encuentra en la vía pública, ya que los ataques a mujeres y niñas también suceden dentro de su propia casa, en su entorno próximo y muchos de ellos son perpetrados por familiares y/o conocidos.