Alberto Fernández, tras reunión con CGT, elecciones 2019, NAAlberto Fernández con los gremialistas. NA.

La preocupación oficial encarada por completo en la renegociación de la deuda puso en segundo plano otro tipo de decisiones de mediano plazo en materia de política económica a la espera del resultado de la gestión con los acreedores. La definición de la pauta salarial de este año figura en ese listado, aunque en el 'mientras tanto' el Gobierno consiguió hacerse de un guiño contundente de los gremios más poderosos para establecer un parámetro consensuado para el primer semestre que evite desbordes en los reclamos y golpee las expectativas.

 

De este modo, gracias a su buen vínculo con la cúpula de la CGT, el presidente Alberto Fernández logró que un grupo de grandes gremios avance en las próximas semanas en firmar aumentos salariales bajo el esquema de sumas fijas trimestrales o cuatrimestrales de manera de correr hasta julio la definición de un incremento porcentual que en la Casa Rosada imaginan como producto de un acuerdo de precios y salarios y en el marco del futuro Consejo Económico Social.

 

Bajo ese esquema, según confirmaron fuentes oficiales y de los gremios, se van a resolver los incrementos salariales del primer semestre en actividades como comercio, las industrias de construcción y metalúrgica, obras sanitarias, petroleros y encargados de edificio, además de estatales naciones y docentes, cuya recomposición podría cerrarse la próximo semana, previo al inicio del ciclo lectivo.

 

Noticias relacionadas

El ministro de Trabajo, Claudio Moroni, logró imponer ese esquema en el caso de la paritaria bancaria (se acordó una suma fija de entre $ 4500 y $ 10.500 hasta marzo que podría renovarse), mientras que fuentes oficiales anticiparon que aspiran a replicar el mismo modelo en las discusiones en marcha en la industria aceitera.

 

El debate principal se vincula al monto de la suma fija remunerativa que regiría hasta julio. En Comercio, donde las conversaciones están más avanzadas aunque deberán aguardar el regreso de Armando Cavalieri, que está fuera de Buenos Aires, se menciona una suma de $ 4000 que se pagaría en dos tramos de $ 2000.

 

Ese monto, que representa un aumento de 10% sobre el sueldo promedio del sector que ronda los $ 40.000, se fijaría para el período abril-julio ya que Comercio tiene vigente hasta fines de marzo la paritaria de 2019. Justamente ese acuerdo vigente desde el año pasado incorporó, como incremento del último tramo de revisión, el aumento de $ 4000 que decretó el Gobierno para todos los trabajadores privados.

 

"Cada gremio está evaluando (la suma fija), es muy probable. Se conversó con el Gobierno, pero aún no está todo cerrado. El gran tema es el monto de la suma", aseguró un referente de la conducción de la CGT. En ese sentido, consideró que si en el Ejecutivo están proyectando que la inflación en el primer semestre del año se ubicará en torno al 16%, la suma no puede estar por debajo.

 

"Hay que ver, no puede ser menos de 15% o 20% siempre que se garantice la recuperación del salario", dijo otro dirigente, cuyo gremio ya negocia la posible adopción de ese esquema de recomposición.

 

El modelo, según deslizan en el Gobierno, podría terminar sellándose en los próximos días en la paritaria docente con una suma fija de $ 2000 de marzo a junio.