Marcha en Puerto Deseado por el crimen de niño y violacion de su madreMarcha por el crimen de un niño y la violación de su madre en Puerto Deseado

La mujer que fue golpeada y violada por dos hombres en Puerto Deseado luchó con su vida para evitar que lastimaran a su hijo de cuatro años.

 

Pese al intento de la mujer, asesinaron al nene y lo arrojaron a las piedras para que el mar se llevara el cuerpo en el paraje santacruceño conocido como "Cueva de Leones".

 

El crimen ocurrió durante un paseo que salieron a dar la mujer y su hijo, Santino. Durante la caminata, María Mercedes Subelza, salteña y de 44 años fue interceptada por los delincuentes que los atacaron a golpes, con cuchillos y con piedras.

 

Noticias relacionadas

Según trascendió, la víctima relató que, mientras era abusada por uno de los hombres, el otro mantenía al niño amenazado con un cuchillo en la garganta. "No quiero volver a la cárcel", contó que le dijo el violador.

 

Creen que fue esa la razón por la que decidieron matar al nene y a su mamá a golpes. Creyendo que Subelza estaba muerta, huyeron. "Matala, nos vio", habría dicho uno de los criminales.

 

Pero la víctima aún respiraba. Se levantó y caminó para pedir ayuda. A los pocos minutos, llegó en estado de shock a la zona del autódromo, donde fue auxiliada por una familia.

 

En los cinco minutos que tardó en llegar la policía, la víctima les contó lo que había pasado cuando fue a la playa con su hijo y mientras estaba "caminando entre las rocas aparecieron dos tipos la amenaza con un cuchillo por la espalda".