Herencia, organizaciones benéficasLa mujer era de Australia y murió a los 87 años.

La historia es de película y tiene a la fallecida Sheila Woodcock, la mujer era de Australia y murió a los 87 años en mayo de 2018. Lo que llama la atención es que la mujer ocultó su fortuna de su familia y, sin hijos, dejó su herencia de 9 millones de dólares a diferentes asociaciones benéficas.

 

El increíble caso fue dado a conocer por New Castle Herald, la australiana siempre se dedicó a ayudar a los más necesitados a través de donaciones.

 

Kent Woodcock, primo de la mujer fallecida, señaló que a pesar que ella nunca habló de la cantidad de dinero que tenía, él sabía que muchas organizaciones le escribían y llamaban para agradecerle por las sumas que recibían de su parte.

 

Noticias relacionadas

“Su filantropía fue increíble. Básicamente todo su patrimonio va a organizaciones benéficas. No creo que nadie haya hecho algo como esto y no creo que alguien lo vuelva a hacer", señaló el primo de Woodcock.

 

“No es tristeza por su fallecimiento, es ‘mira lo que ha hecho, mira lo que está haciendo’”, señaló.

 

Por las donaciones de la mujer se podrán llevar a cabo distintas obras benéficas como la creación de una beca de desarrollo médico para que tres graduados asistan al Congreso de la Federación Internacional de Diabetes cada dos años. Además, se le dará impulso a la investigación genómica celular; se hará la construcción de un nuevo hospital veterinario en la ciudad; y se apoyará a la Cruz Roja Australiana en su trabajo humanitario.