Hipopótamos en ColombiaHipopótamos en Colombia

Lo que parecía un mito se confirma como realidad: Colombia comienza a tener una gran cantidad de hipopótamos y busca países o instituciones que quieran acoger a algún ejemplar.

 

“Gracias a la experiencia de Cornare llevamos la vocería en el análisis del impacto de su crecimiento y buscamos instituciones o países dispuestos a acoger a algunos ejemplares. Nuestra tarea es velar por los ecosistemas nativos”, apunta el científico colombiano.

 

¿Cómo llegaron a América del Sur? Entre las fantasías del narcotraficante Pablo Escobar estaba la de poseer un pedazo de África en su país. Para ello, hizo trasladar en 1981 hasta la Hacienda Nápoles, un territorio de 3.000 hectáreas de extensión, en Doradal, a 251 kilómetros al noroeste de Bogotá, a un gran número de rinocerontes, elefantes, camellos, cebras, jirafas, grullas, impalas, flamencos, avestruces e hipopótamos.

 

Noticias relacionadas

“La especie que tenemos en Colombia es el Hippopotamus Amphibius”, especifica Echeverry. Dicha especie se extendía desde Egipto, extinguida allí, a Tanzania y Mozambique.

 

Después de que el criminal fuera abatido el 2 de diciembre de 1993, sus propiedades quedaron prácticamente abandonadas durante el tiempo que le tomó al Estado expropiar lo que fue producto del delito.

 

Pero antes de que las autoridades pudieran abrir el que hoy se llama Parque Temático Hacienda Nápoles, en donde, "se disfruta de la verdadera aventura salvaje”, muchos animales habían sido llevados a otros zoológicos, o habían escapado. Como en el caso de los cuatro hipopótamos, los padres de la población actual. “Sin sus depredadores naturales, los hipopótamos han aumentado su población a unos 60”, reveló el científico de la Cornare.