Estudiantes vs River, Superliga, NARiver vs Estudiantes, NA.

Con un minuto de gracia en la que pasó de la posible tristeza a la euforia, el líder River logró sacarse de encima la compleja visita a Estudiante de La Plata, y con un 2-0 justo pudo mantener la ventaja de tres puntos sobre Boca, a dos fechas del final de la Superliga.

 

Después de unos 20 minutos iniciales en los que sufrió, principalmente por un tiro de Nahuel Estévez que reventó el travesaño, el "Millonario" se adelantó con una definición del colombiano Rafael Santos Borré.

 

River, a partir de esa ventaja, se sintió más cómodo en el partido y empezó a dominar a Estudiantes, que en el segundo tiempo sufrió la habitual posesión y juego asociado que despliegan los de Núñez.

 

Noticias relacionadas

Y a los 18 minutos del complemento, para no darle esperanza al "Pincha", "Nacho" Fernández metió un centro bárbaro que conectó Matías Suárez, ayudado por un desvío en Javier Mascherano, para estampar el 2-0.

 

La mala que le dejó el partido al entrenador Marcelo Gallardo fue que Borré, uno de sus principales atacantes, recibió la quinta amarilla y no podrá jugar frente a Defensa y Justicia la próxima fecha.

 

Con esta victoria, River -que está invicto como visitante- se mantiene como líder con tres puntos de ventaja sobre Boca, que más temprano había metido presión merced de la goleada 3-0 frente al colista Godoy Cruz como local.

 

El empuje de un estadio repleto le permitió a Estudiantes dominar a River durante los primeros veinte minutos, con un esquema 4-1-4-1, donde Mascherano era el equilibrio, compartiendo con la frescura, intensidad y talento de Estévez, Gómez, Rodríguez y González.

 

Fue Estévez el protagonista de las dos jugadas que pudieron cambiar el desarrollo: primero le pegó a la carrera tras una linda jugada colectiva pero el paraguayo Rojas bloqueó justo y después metió un remate bárbaro que hizo temblar el travesaño del arco defendido por Franco Armani.

 

Y tan angelado está River que, cuando la pasaba mal, de esa segunda jugada de Estévez partió el pelotazo que peleó Suárez con el chileno Fuentes y le quedó a Borré, que se fue cara a cara con Andújar y no falló.

 

El gol de River cambió la fisonomía del partido, porque lo tranquilizó al equipo de Gallardo y, con confianza, empezó a administrar con su habitual simpleza la posesión de la pelota.

 

El complemento profundizó esas diferencias e incluso le permitió a River generar diferentes opciones para estar más tranquilo en el resultado.

 

Andújar se lo tapó a Suárez en primera instancia, un rato después que Retegui, que estuvo demasiado solo en ataque, había intentado con un débil cabezazo ante Armani.

 

Hasta que a los 18 minutos, en una segunda jugada donde Mascherano quedó "enganchado", "Nacho" Fernández metió un preciso buscapié que Suárez desvió, Mascherano ayudó y se transformó en el 2-0.

 

Los cambios de Gabriel Milito llegaron tardíamente en el partido, con los ingresos del juvenil Sarmiento -de 16 años-, Fede González y Gastón Fernández, para agregar gente y calidad en ataque.

 

Ya era mucha diferencia para River, que se dedicó a administrar la pelota y disfrutar de una semana más en la cima de la tabla, quedando a dos pasos propios de ganar la primera Superliga de la era Gallardo.