Horror en Puerto Deseado, marcha por Justicia, Foto La Opinión AustralLa gente volvió a salir a las calles de Puerto Deseado. La Opinión Austral.

Cientos de personas marcharon este domingo por segunda vez en Puerto Deseado en reclamo de justicia y esclarecimiento de la violación de María Mercedes Subelza y el asesinato de su pequeño hijo Santino, de apenas 4 años de edad, en playa Cavendish, localidad de Puerto Deseado, en Santa Cruz.

 

El hecho tuvo lugar el jueves por la tarde cuando Mercedes llevó a Santino a pasear. Ella vivía con el nene en Salta, pero estaba en Santa Cruz visitando a su otro hijo.

 

La sociedad toda sigue indignada y conmocionada. "Seguridad para todos", exigían también entre la multitud, mientras se dirigían al Juzgado de Instrucción que está llevando el caso que conmocionó al país entero.

 

Noticias relacionadas

En la marcha también se pusieron a disposición dos urnas para los que quisieran colaborar con dinero para la familia de María Mercedes que son oriundos de Salta.

 

María Mercedes debió hacerse la muerta para que los asesinos no la mataran. La víctima reconoció a uno de los que asesinó a golpes a su hijo por su fisionomía y por el recuerdo de la voz.

 

Dada la indignación de todo Puerto Deseado, el juez Oldemar Villa ordenó hacer el mismo domingo de la marcha una nueva rueda de reconocimiento más allá de los feriados por Carnaval.

 

Uno de los aprehendidos es menor de edad. El otro arrestado tiene 24 años. Luego de la rueda de reconocimiento, el magistrado deberá decidir los pasos a seguir.

 

Durante la marcha, una vecina repudio el crimen y la violación: "Hoy somos todos María. Lamentablemente te tenemos que entregar el cuerpo de tu hijito en un cajón por estas dos bestias. Si la Justicia funcionara, nosotros no tendríamos que estar en la calle".

 

Uno de los detenidos presentaba lesiones en los brazos compatibles con el forcejeo con Mercedes. Arrastraba antecedentes penales y era amigo del otro sospechoso. En los allanamientos les secuestraron ropa y zapatillas con manchas que podrían ser de sangre.