Horror en Puerto Deseado, búsqueda de pruebas, violación, asesinatoOperativo de búsqueda de pruebas en Puerto Deseado.

El teléfono celular de la mujer que fue violada el jueves pasado en la localidad de Puerto Deseado, en la provincia argentina de Santa Cruz, por dos delincuentes que también asesinaron a su pequeño hijo de 4 años de edad, fue encontrado durante la mañana de este lunes en la playa de Cavendish tras la confesión de uno de los sospechosos ante la Justicia.

 

Personal de la Policía de Santa Cruz hizo una inspección ocular en cercanías de la playa donde ocurrió el hecho y halló el aparato celular entre las rocas, mientras el juez de la causa Oldemar Villa se aprestaba esta mañana a ordenar el traslado del adolescente a un Centro de Detención Juvenil de Río Gallegos.

 

El otro detenido, un hombre de 24 años que fue reconocido en la rueda de reconocimiento, fue trasladado a una sede policial de la ciudad de Caleta Olivia para evitar una posible reacción de los vecinos y el juez del caso prevé indagarlo en los próximos días.

 

Noticias relacionadas

El magistrado tiene un plazo de diez días hábiles para indagar al sospechoso detenido, quien en principio acusa de los delitos de "rapto, abuso sexual con acceso carnal, tentativa de femicidio (en el caso de la mujer) y homicidio (en el caso del niño de 4 años)".

 

El joven quedó formalmente detenido durante la noche del sábado, luego de una rueda de reconocimiento en el que la víctima lo identificó como la persona que el jueves último la raptó junto a otro joven cuando caminaba por la playa Cavendish para luego abusar sexualmente de ella, golpearla y finalmente llevado cautivo a su hijo, a quien asesinaron a golpes en la cabeza.

 

Ese mismo joven ya había sido demorado el viernes, horas después del hecho, pero el juez Villa decidió liberarlo porque no había logrado obtener elementos probatorios.