Asesinato en Rosario, muerte, disparosLas marcas de los balazos en el asfalto. (Foto: Juan José García)

Tras una semana de sucedido el triple crimen con sello narco que aumentó la crisis de seguridad en Rosario, otro homicidio sacude a la ciudad: un hombre de 29 años fue asesinado y ya son 41 las víctimas en lo que va del 2020.

 

Desde el inicio de febrero, hubo 19 homicidios en la ciudad santafesina. Más del doble de los que tuvieron lugar en el mismo mes del año pasado, donde sólo hubo nueve casos.

 

A Jorge Nicolás José (29 años) le dispararon al menos cinco veces cerca de la medianoche del sábado pasado en cercanías de Génova y Colombres, en el barrio Emaús del Noroeste de Rosario.

 

Noticias relacionadas

Murió en el lugar pero no se dieron a conocer detalles sobre el móvil del asesinato.

 

Las vainas servidas calibre .9 milímetros que quedaron tiradas en la escena del crimen fueron recolectadas por el gabinete criminalístico del Ministerio Público de la Acusación (MPA) y serán peritados.

 

La autopsia al cuerpo de la víctima, a cargo del Instituto Médico Legal, podrá aportar más datos con respecto de la mecánica del ataque.

 

Mientras que el fiscal Luis Schiappa Pietra dio con algunos elementos para reconstruir el hecho; de los primeros testimonios se desprende que dos personas atacaron a José desde un vehículo y luego escaparon.

 

El crimen tuvo lugar a casi 30 cuadras de la esquina en la que hace apenas una semana se produjo un estremecedor triple crimen, que se sospecha está ligado a una disputa entre bandas delictivas, posiblemente narcos.

 

Desde el MPA ordenaron una serie de allanamientos en el barrio en busca de los presuntos autores del asesinato de Christopher Albornoz y Florencia Corvalán, los jóvenes de 21 años que fueron acribillados mientras iban en moto con su hija de un año y medio, aunque los acusados no estaban en los domicilios apuntados.

 

Durante el operativo, a cargo de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), se detuvo a un joven que no está vinculado al homicidio. Se trata de David Q., quien quedó bajo arresto a disposición de la Justicia federal por el secuestro de drogas en una de las propiedades allanadas sobre Cabal al 1300.