Bolsa de Comercio de Buenos Aires, acciones argentinas, NAAcciones argentinas en caída.

La impactante llegada del coronavirus a Italia comenzó a golpear con fuerza hoy en los mercados, con fuertes caídas que en el caso de los ADRs argentinos llegaron al 8% en Nueva York.

 

El Dow Jones caía 3,4%, al igual que el S&P 500, mientras el índice tecnológico Nasdaq perdía 3,7%.

 

Entre las acciones argentinas que cotizan en Wall Street, la mayor baja era para Mercado Libre, con un retroceso del 8,3%.

 

Noticias relacionadas

También descendían fuerte los papeles de Grupo Supervielle, 5,2%; YPF, 5%; Central Puerto, 4%; Grupo Financiero Galicia, 3,9%; Transportadora Gas del Sur, 3,9%; y Banco Macri, 3,6%.

 

La creciente preocupación ante la posibilidad de que el brote de coronavirus en China termine derivando en una pandemia global y provoque una desaceleración del crecimiento a nivel mundial, puso en alerta a los mercados.

 

Ante ese escenario, los inversores comienzan a buscar refugio en el oro y en los bonos de los Estados Unidos.

 

La bolsa que sufrió el mayor derrumbe fue la de Italia, el país europeo más afectado por los casos registrados, que incluye al menos siete muertos.

 

Las acciones se desplomaron 4,7% en Milán, aunque toda Europa sintió el cimbronazo.

 

El Stoxx Europe 600, un índice que reúne a las principales empresas europeas, perdió 3,5%, su mayor caída desde el 2016.

 

Londres retrocedió 3,5 y, Frankfurt, casi 4%, al igual que París.

 

Las acciones que sufrieron más castigo fueron las de aerolíneas: EasyJet perdió 16 %, Ryanair, 13,4 % y Air France, 16,5 %.

 

El precio del oro -un típico activo de refugio- se disparaba 1,6% hasta US$ 1.674 la onza, tras haber tocado un máximo en siete años de US$ 1.688.

 

La tasa del bono del Tesoro americano a 10 años, el otro resguardo preferido por los inversores en momentos de turbulencia, retrocedía a su menor nivel desde julio de 2016 (1,367 %).

 

Se trata de un desplome de 10 puntos hasta casi su mínimo histórico (1,364 %) respecto del cierre del viernes en 1,47 %.

 

La tasa cae cuando sube el precio del bono, motorizado por la demanda de quienes buscan resguardo en momentos de mucha volatilidad.

 

El Brent se derrumbó 4,1 %, a US$ 56,09 el barril también por el temor a la aparición de más casos fuera de Asia, que pudieran repercutir en una caída de la demanda.

 

Mientras, el WTI cedía 3,9 %, hasta los US$ 51,31. En lo que va de año, el primero ya cayó más de un 14 %, mientras que el de Texas bajó casi un 16 %.

 

En Hong Kong, el índice Hang Seng cayó 1,8%, mientras que el indicador Shangai perdió 0,3%.