La directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, y el ministro de Economía, Martín Guzmán.Martín Guzmán y Kristalina Georgieva

El vocero del Fondo Monetario Internacional, Gerry Rice, aclaró que aún no hay una negociación entre la Argentina y el organismo para refinanciar la deuda de 44 mil millones de dólares que el país recibió bajo la gestión de Mauricio Macri.

 

"Continua el intenso dialogo entre las autoridades argentinas y el FMI", remarcó Rice, y agregó que se trata de conversaciones "muy constructivas".

 

"Hubo un diálogo continuo y activo entre las autoridades argentinas encabezadas por el ministro Martín Guzmán y las del Fondo que prosiguió en los últimos días una reunión muy importante en Riad en el G20, y publicamos una declaración de la cual se indicó continuar con la revisión del artículo 4° y conversar el programa para el futuro", dijo.

 

Noticias relacionadas

Sin embargo, advirtió que las conversaciones que Argentina está manteniendo con el FMI "no son negociaciones por un nuevo programa sino que son conversaciones".

 

"Argentina no pidió un nuevo programa", indicó. De todos modos, sí consideró que el inicio de la revisión contemplada en el artículo IV es un "paso importante" en esa dirección.

 

En palabras de Rice, para el FMI "es muy valioso" que Argentina haya aceptado la revisión del artículo mencionado, ya que desde 2004 a 2015 no se había aceptado esta revisión debido a que el Poder Ejecutivo no quería que el FMI evalúe las políticas implementadas por el Gobierno.

 

Además, aseguró que la economía global crecerá menos por el impacto del coronavirus, que hizo retroceder los indicadores de los principales mercados del mundo, así como de economías regionales atadas al crecimiento de China.

 

"El virus va a tener un impacto en el crecimiento mundial. Hay mucha incertidumbre, hay mucho que aún no sabemos, lo que estamos haciendo es escenarios posibles", expresó Rice.

 

Argentina le debe 44 mil millones de dólares al FMI por un préstamo Stand By que realizó el ex presidente Mauricio Macri en 2018.