Coronavirus, REUTERSCoronavirus, REUTERS

A principios de febrero, cuando las autoridades chinas llevaban un mes luchando contra el brote de coronavirus, el Centro Chino para el Control y la Prevención de Enfermedades (CCDC) realizó su primer estudio de los datos de los pacientes.

 

La muestra la componían 138 enfermos del coronavirus que habían sido hospitalizados. La media de edad era de 56 años y el 54,3% eran hombres.

 

Semanas más tarde, cuando el mismo centro llevó a cabo un estudio más amplio, con los registros médicos de 72.314 pacientes, los datos arrojaron una conclusión similar.

 

Noticias relacionadas

El 51% de los casos confirmados eran hombres, pero lo que llamó la atención de los expertos es que la tasa de mortalidad también tenía números más elevados: 2,8% en los hombres frente al 1,7% de las mujeres.

 

Otro estudio publicado en la revista médica británica Lancet sobre los datos de 99 pacientes infectados con el virus reveló que la edad media era de 55,5 años y que había infectados 67 hombres y 32 mujeres.

 

Parte de la conclusión de los doctores es la infección de coronavirus "es más probable que afecte a los hombres mayores que ya tenían alguna otra enfermedad" antes de infectarse.

 

El virus ya ha matado a 2.800 personas y hay más de 82.000 casos a nivel global, aunque la mayoría de pacientes se encuentra en China continental.

 

Para Sabra Klein, del departamento de microbiología molecular e inmunología de la Escuela de Salud Pública de la Universidad John Hopkins, los estrógenos -el principal grupo de hormonas sexuales femeninas- podrían tener la clave de las diferentes respuestas frente a la enfermedad.

 

"Los estrógenos pueden estimular aspectos de la inmunidad que son importantes para eliminar una infección viral y responder bien a las vacunas", explicaron especialistas.