ECONOMÍA ARGENTINA

Análisis internacional: "Argentina pone en jaque la reputación del FMI"

La renegociación de la deuda externa argentina llegó a los medios alemanes, que hicieron un completo análisis sobre la situación del país y la injerencia del Fondo Monetario Internacional.
Domingo 1 de marzo de 2020

FMI - GobiernoFondo Monetario Internacional

El medio alemán Süddeutsche Zeitung analizó los problemas de Argentina con su deuda externa en su editorial.

 

"Desde hace unas dos semanas, han vuelto a aparecer en Buenos Aires los carteles que tantas veces se han visto allí en el curso de los años. ‘¡Fuera FMI!', dicen. Y quién podría tomárselo mal a la gente: una vez más, su país está al borde de la quiebra, nuevamente luchan con la recesión y la pobreza, y otra vez está en medio del desastre el principal prestamista mundial: el Fondo Monetario Internacional, aquella institución cuyas rigurosas medidas de ahorro ya sintieron dolorosamente los argentinos a comienzos de siglo”, inició.

 

La rabia de la gente es comprensible. Pero es injusta, porque el FMI lleva todavía el mismo nombre de entonces, pero ya no tiene mucho en común con la institución de fines de los años 90. En ese entonces no era errado describir al Fondo como una extensión del brazo de Estados Unidos, como guardián del capitalismo de corte más neoliberal. Pero ya bajo la jefatura del alemán Horst Köhler, comenzó a dejar más en manos de los países afectados la elaboración de los programas de reforma, y a tomar más en cuenta las posibles consecuencias sociales. Una evolución que prosperó con sus sucesores, Dominique Strauss-Kahn y Christine Lagarde, al extremo de que algunos expertos consideran que sus condiciones para otorgar créditos son ahora más bien demasiado suaves que demasiado duras. (…) Ciertamente el FMI ha vuelto a cometer errores. El primero fue otorgar un crédito de esa envergadura, pese a que era dudoso si los planes de reforma de Macri serían eficaces. (…) Pero las verdaderas causas del nuevo sobreendeudamiento radican en la propia Argentina”, completó.

 

Noticias relacionadas

Por su parte, un artículo que publica el diario económico Handelsblatt destaca que Lagarde heredó un problema serio a su sucesora, Kristalina Georgieva: el crédito concedido a la Argentina. "Llamarlo ‘problema' es casi subestimarlo. Con pocos meses en el cargo, podría constituir el mayor desafío para la búlgara. (…)”, señala.

 

“El asunto es peliagudo por tres razones. Primera: ya antes del crédito del FMI, el país se consideraba irremediablemente endeudado; segunda: las condiciones, es decir, el programa de reformas que acordó el FMI, eran demasiado suaves, según los críticos. En consecuencia, solo era cuestión de tiempo hasta que al país en crisis se le agotara el dinero. (…) Y tercera: el FMI pide una contribución de los acreedores para reducir la deuda, pero se autoexcluye. Según comunicó Georgieva, por razones legales, el Fondo no puede renunciar a que se le devuelva dinero. Eso es correcto, por una parte. Por otra, también está en juego la reputación del FMI, si evaluó tan equivocadamente la dinámica de endeudamiento de una economía y las consecuencias –un posible default- son tan crasas”, completó.

FMI
Acuerdo con FMI
Economía argentina
Deuda externa
PANDEMIA DE CORONAVIRUS

Con la cuarentena, el déficit de la canasta básica de los más pobres se duplicó

En lo que respecta al índice de pobreza, el director del Observatorio Social de la Universidad Católica Argentina (UCA), Agustín Salvia, explicó que las últimas proyecciones que se realizaron en la segunda quincena de abril "dieron como resultado estimado un nivel de pobreza del 45%".
Domingo 5 de julio de 2020

Pobreza, economía argentinaPobreza.

Las medidas de aislamiento dispuestas para morigerar el avance del coronavirus impactaron sobre los ingresos de los sectores de bajos recursos y eso hizo que el nivel de pobreza trepará hasta el 45% en los últimos meses, dijo hoy el director del Observatorio Social de la Universidad Católica Argentina (UCA), Agustín Salvia.

 

"La caída de los ingresos laborales de los sectores informales de clase media baja duplicó el déficit de la canasta básica", explicó Salvia en diálogo con Radio 10.

 

"Teníamos 8% antes de la pandemia y hoy tenemos 16%" de hogares del área metropolitana de Buenos Aires que no cubren la canasta básica", detalló.

 

Consideró de "gran impacto" la incidencia de la pandemia sobre la economía y dijo que esta situación "desnudó los problemas estructurales que tiene la sociedad argentina en cuanto a dificultades para generar una rápida recuperación".

 

En lo que respecta al índice de pobreza, Salvia explicó que las últimas proyecciones que se realizaron en la segunda quincena de abril "dieron como resultado estimado un nivel de pobreza del 45%".

 

"Hoy hay dos tendencias. Una en el interior, en las localidades donde hubo reapertura económica. Y otra, como en el área metropolitana, donde no la hubo y en la que seguramente se ha incrementado la pobreza", agregó.

 

"La crisis ha golpeado a los sectores informales pobres, los cuales han tenido un piso de protección social a través de los programas de transferencia de ingresos, pero están perdiendo sus fuentes de trabajo por la reducción de la demanda", indicó.

 

"Estructuralmente es de esperar que de esta crisis se salga lentamente de aquellas actividades que el sector informal tenía como más habitual", dijo.

 

Salvia remarcó que el trabajo informal en el mediano plazo será "escaso" y que, desde el punto de vista estructural, eso significará "una profundización de la pobreza, no solo por ingresos, sino en cuanto a capacidades de consumo e inversión en el propio desarrollo humano personal, familiar o comunitario".

 

"La pobreza estructural no solo se visualiza en los asentamientos precarios, también va afectando a las áreas urbanas, porque se va perdiendo la fuente de trabajo y se empieza a desinvertir en la alimentación, en educación, en la vivienda, y esto fomenta un proceso de empobrecimiento estructural y de mayores desigualdades sociales", concluyó.

Pobreza
Cuarentena
Canasta básica
Economía argentina
UCA
ECONOMIA ARGENTINA

Miguel Ángel Broda: “Los que nos gobiernan quieren una economía como la de Irán o Venezuela”

El economista sostuvo que Argentina se encuentra en una trampa de decadencia y destacó que el PBI per cápita está 19% por debajo de 10 años atrás. Anticipó que la recesión va a ser más larga y fuerte que las de 2008 y 2001.
Viernes 3 de julio de 2020

Miguel Ángel Broda, economista, NAMiguel Ángel Broda, economista. NA.

El economista Miguel Angel Broda aseguró este viernes que la Argentina se encuentra en una trampa de decadencia de la que se sale apelando por una vez a una macroeconomía ordenada, como la que tomó la mayoría de los países de la región, pero lamentó que el Gobierno de Alberto Fernández tenga una mirada distinta. “El rol del Estado para esta gente tiene que ser creciente. Y así fue Chávez. Esta es una sociedad diferente, pero el tercio que nos gobierna tiene una gran voluntad de poder, de quedarse muchos años, y tiene una visión como Irán o Venezuela de cómo debe ser una economía”, dijo.

 

En declaraciones a Radio Mitre entrevistado por el periodista Marcelo Longobardi, el experto economista habló sobre el estancamiento secular en el que está la Argentina.

 

“Estamos en una trampa de decadencia. Necesitamos para duplicar el ingreso per capita 390 años cuando Colombia necesita 39 años. Si usted mira los últimos 46 años, en 19 de ellos PBI per cápita cayó, el de 2020 es 19% menor que el de 2010. Estamos entrampados y además con altísima inflación. En los últimos 10 años promedio anual de inflación fue mayor que el acumulado del mismo período de los países de Latinoamérica”, agregó.

 

Sobre la recesión por la que atraviesa el país, que en abril registró el peor dato mensual de actividad económica del que haya registro con una caída interanual del 26,4%, Broda dijo que es producto de tres golpes sucesivos que experimentó la economía local.

 

En abril del 2018 empezamos una recesión, fue el primer golpe, los que financiaban los déficits récord se avivaron, se dieron vuelta y nos metieron en la recesión. Dejamos de caer en el segundo semestre del 19 y vinieron las PASO, que cambiaron las expectativas para la economía argnentina. Y el tercer golpe es la pandemia. Estamos en la recesión más fuerte y más larga de Latinoamérica. Somos récord, en los últimos 45 años tuvimos 15 recesiones, la segunda es Congo”, manifestó Broda.

 

Para 2020, Broda estimó que la economía va en dirección hacia una caída de la actividad de entre 12% y 14% del PBI, además de caminar hacia tasas de inflación mayores debido a que la pandemia encontró al país sin la capacidad de colocar deuda para financiarse y sólo tiene como recurso la emisión monetaria del Banco Central.

 

Es un horizonte muy pero muy complicado, esto es mucho mayor que las dos grandes recesiones que tuvimos tras la salida de la convertibilidad y la crisis financiera internacional de 2008 y 2009″, aseguró.

 

Consultado también sobre las iniciativas del Gobierno de Alberto Fernández para incrementar el rol del Estado en los planes de gasto del presupuesto 2021, el economista dijo que en la actual coalición del Gobierno la intención es ir hacia un mayor rol del sector público en lugar de perseguuir la estabilidad macroeconómica.

 

El rol del Estado para esta gente tiene que ser creciente. Y así fue Chávez. Esta es una sociedad diferente, pero el tercio que nos gobierna tiene una gran voluntad de poder, de quedarse muchos años, y tiene una visión como Iran o Venezuela de cómo debe ser una economía”, dijo.

 

“Argentina está metida en una trampa de decadencia que solo sale copiando los movimientos exitosos del mundo. En todas partes del mundo hicieron macroeconomía ordenada. Hay lobbies empresarios y sindicales en todos lados, sin embargo lo pudieron hacer (...) No salimos de esta con un programita estructuralista de estado, que es lo que es más probable que hagamos”, dijo Broda.

 

El macroeconomista habló también a la larga renegociación de la deuda regida por tribunales extranjeros, se mostró optimista respecto a la posibilidad de alcanzar un acuerdo, pero dijo que si bien sería una buena noticia no es el principal problema.

 

La idea básica de que vamos a tener un programa cuando reestructuremos la deuda se ha ido diluyendo. Pero no es el principal problema. La mayor parte del daño lo hemos hecho. Mi impresión es que la discusión de hoy está más centrada en los aspectos legales que económicos, el Gobierno ha mejorado 25% su oferta inicial (...) Creo que va a dejar holdouts afuera, pero se va a mostrar probablemente un porcentaje de aceptación mayor al de 2005. Es mejor que reestructuremos, es una buena noticia, estamos cerca, pero no nos cambia la deuda”, dijo.

Miguel Ángel Broda
Economía argentina
Venezuela
Irán