Coronavirus, REUTERSCoronavirus, REUTERS.

La epidemia del coronavirus ya supera los cien mil afectados en todo el mundo y ascendían a 3.400 víctimas fatales, mientras que en la Argentina continuaban siendo ocho los casos.

 

La mayoría de los 102 mil casos que se registraban, más de 80 mil, corresponden a China, mientras que en los últimos días la expansión de la enfermedad causada por el coronavirus COVID-19 alcanzó a un total de 96 países.

 

En China, donde surgió el brote, ya son 80.651 casos, mientras que murieron 3.070 personas.
La situación se tornaba dramática en Italia donde se registraron ya 5.833 casos y se produjeron 277 muertes.

 

Noticias relacionadas

También, entre los países más afectados, se encuentran Irán, con 124 muertos y 4.747 casos confirmados y Corea del Sur, con más de 7.000 casos diagnosticados y 46 muertes.

 

En España hasta la fecha se han hecho 13.000, según el Ministerio de Sanidad. De ellas, 374 han dado positivo, según su último informe. Ocho personas han fallecido.

Coronavirus, REUTERS

A pesar de que las cifras ya de por sí son alarmantes, científicos y especialistas han coincidido de que el virus se ha extendido más de lo que se sabe y que los infectados son muchos más.

 

Un especialista comenta: “Si pudiéramos hacérselas a todas las personas con síntomas, se las haríamos y sabríamos exactamente la incidencia de la enfermedad, pero no tenemos ni los recursos, ni el personal, ni los reactivos suficientes".

 

Juan Ayllón, virólogo y director del área de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Burgos, explica: “Lo que está claro es que si se hicieran más pruebas saldrían muchos más casos de los que se conocen. En breve tendremos test rápidos y sencillos, más baratos, que se podrán hacer a mucha más población, y veremos aflorar muchos casos”.

Coronavirus, REUTERS

Para poder detectar los casos se ha ampliado los casos primero a las personas con neumonías graves de origen desconocido en los hospitales hizo descubrir nuevas infecciones. La sensibilidad diagnóstica se volvió a ampliar para identificar el origen de cualquier neumonía.

 

Antes los tests solo se aplicaban a personas con síntomas que hubieran estado en zonas de riesgo o que hubieran tenido contacto directo con alguien que hubiera dado positivo. Sin transmisión comunitaria descontrolada, en la fase de contención, la idea era no gastar recursos en miles de gripes o catarros que habrían restado esfuerzos a lo realmente importante: trazar cada infección, encontrar todos sus contactos y controlar si estos presentaban síntomas para hacerles las pruebas y aislarlos en caso necesario.

 

Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, aclaró: “Tomar muestras a personas asintomáticas no tiene mucho sentido porque un negativo de hoy no quiere decir que mañana no puedas desarrollar síntomas. Las medidas que propone Salud Pública son las adecuadas. Lo que no hay que hacer es tomar muestras a todos los contactos porque no aporta información y sí una falsa sensación de seguridad: ‘Como yo fui negativo ya no me tengo que preocupar, puedo ir a todas partes, no tengo que tomarme la temperatura’. Eso no es así, un contacto estrecho tiene que vigilarse los 14 días siguientes”.

 

Además hay que agregar las pruebas a personas con síntomas (tos, fiebre y dificultad al respirar son las principales). Desde España explicaban que esto se ha flexibilizado y que cuando reciben llamadas en el 112 el médico valora si hacer las pruebas o no.

Coronavirus, REUTERS

Si con más sensibilidad diagnóstica aparecen muchas más infecciones, probablemente los recursos para hacer los seguimientos de todos los contactos serían ingentes y la fase de contención se superaría para pasar a la de mitigación.

 

En Italia las pruebas se hacen a todas las personas con síntomas que hayan estado en las denominadas zonas rojas, las más críticas dentro de las cuatro regiones afectadas. Si han estado fuera de zona roja, los médicos hacen una valoración “caso por caso”.

 

En Alemania (534 casos) las pruebas se realizan a personas que presenten síntomas y según el historial médico de la afectada. La Sanidad alemana exige además que los posibles afectados hayan estado en contacto con personas procedentes de zonas de riesgo o infectadas en los 14 días anteriores.

 

Francia (613 positivos), el que decide quién se somete a un test de coronavirus es el médico. El Reino Unido (163 casos) sigue el mismo criterio que en España.

 

En Argentina, el Ministerio de Salud de la Nación confirmó este viernes seis nuevos de casos de coronavirus, por lo que ya suman ocho las personas afectadas por esta enfermedad en el país.
A los dos pacientes confirmados, se sumaron en las últimas horas cuatro casos más en la ciudad de Buenos Aires, uno en la provincia de Buenos Aires y otro en Córdoba.