General Motors, industria automotrizGeneral Motors. ARCHIVO.

Unos 1.500 trabajadores de la automotriz General Motors deberán afrontar suspensiones rotativas hasta fin de año y percibirán entre 60% y 70% de sus salarios, según lo acordó la compañía con el gremio de SMATA, debido a la caída en la producción por la menor demanda de Brasil.

 

El Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (SMATA) indicó que se llegó al acuerdo para evitar despidos en la firma.

 

Marcelo Barros, de la seccional Rosario de SMATA, explicó que "antes de que unos 600 trabajadores queden en la calle, preferimos este acuerdo".

 

Noticias relacionadas

Indicó que el convenio prevé "el pago del 70% de los sueldos hasta junio; 65% por los siguientes tres meses (julio, agosto y septiembre) y 60% de los salarios en el último trimestre de este año".

 

"Veníamos con suspensiones rotativas de centenares de compañeros, cobrando el 70% del salario de bolsillo", afirmó en declaraciones a la prensa.

 

Agregó que "se llegó a ese porcentaje de sueldo porque sobraban entre 500 y 600 trabajadores. Entonces, como acá todo es solidario, peleamos para que la gente siga dentro del sistema laboral".

 

"Antes se fabricaban en dos turnos 35 vehículos por hora, con 3 mil personas, pero luego bajó en forma significativa la producción. Brasil pidió por ejemplo 50 mil vehículos Cruze el año pasado, y luego apenas 25 mil", precisó el sindicalista.