Carlos Melconian, economistaMelconian.

En plena crisis mundial por la pandemia de coronavirus, el país no es ajeno y uno de los sectores que más lo siente es el económico. Carlos Melconian dio una entrevista radial sobre las medidas que deberían implementarse.

 

Lo más ganso es tirar plata en helicóptero. Si la gente no la va a gastar. Hay que garantizar la tranquilidad del trabajo y del salario. Vamos a un gasto fiscal expansivo, no hay ninguna duda, con la maquinita de emitir, pero esto debe ser prolijo, ordenado y pensado”, dijo.

 

Respecto al presidente, pidió encolumnarse detrás de él ya que “que es el comandante en jefe en estos momentos de crisis”.

 

Noticias relacionadas

“La gente tiene que estar tranquila con que va a cobrar su salario y el empresario tiene que poder pagar, los recursos no son infinitos. La Argentina es un país sin mercado de deuda y sin moneda, cuando vemos y queremos imitar lo que están haciendo en el mundo, nosotros no tenemos con qué. Tenemos que imitar esas cuestiones sin tener con qué. Por eso hay que usar esos recursos eficientemente, en una economía que va a estar parada, sin mercado y sin deuda, y ser drástico con los que saquen los pies del plato”, aseguró.

 

Respecto a los salarios, comentó: “Ayudar al empresario a que pague los sueldos y que se descomprima su colapso de la cadena de pagos. La contracara es que el empresario no saca personas del plantel. En este colapso hay que darle a la gente la tranquilidad de que se puede guardar y tiene su laburo y su sueldo”.

Coronavirus en Argentina - Aeropuerto de Ezeiza

“Poner plata en la gente que trabaja es un cambio paradigmático para este Gobierno. El shock en el sistema financiero es para evitar un corte de crédito en cadena de pagos. Nadie está esperando una reactivación. Si está todo el mundo cagado y encerrado”, destacó.

 

“¿Para qué mierda sirven $100.000 millones de Procrear para pintar el baño? La gente no está con ánimo de crédito para pintar el baño, no es para tirar espejitos de colores con el Plan Procrear. ¿Vamos a ir a construir una casa y los albañiles se van a toser en la cara? ¿Vamos a hacer la revolución del Procrear en tres meses?”, dijo.

 

“El mercado cambiario ajusta solo por caída del mercado importador y de turismo. La caída de las exportaciones va a ajustar por ahí. Es un modelo que tiene que comprar dólares, no hay que tener ninguna timidez en recontra cepear la economía mientras dure la economía de guerra. No van a venir a pedir ahora un régimen cambiario de flotación. Esto tiene que ajustar, las importaciones solas van a bajar por la recesión”, señaló.

 

Controles en Ezeiza, coronavirus 

“Tiene que haber oferta fluida sin incremento de precios. Es muy hijo de puta el que en este esquema de economía de guerra se hace el vivo. En un escenario donde tenés que estar en tu casa sin gastar ¿de qué hiperinflación estamos hablando? La gente tiene que ver si tiene comida para los próximos 15 días", comentó.

 

Lo que el mundo tiene que entender es que estamos nosotros también en guerra. Hoy hay plafond para que reanudemos la negociación en tres o cuatro meses y ver cómo sigue esta película. Hay que perder la tímidez al rollover de la deuda interna en pesos”, señaló.

 

Hay que emitir y cerrar cualquier otro grifo. Es una oportunidad de la clase política para cortar todos los gastos al pedo. La emisión, en la economía de guerra, tiene que estar destinada al gasto salud, que no se pare la producción en lo que hay demanda y plata para la gente se quede tranquila de que tiene lauro y salario”, detalló.

 

“Expansión va a haber, no es un triunfo de keynesianismo ni la caída de los neoclásicos, pero hasta que nos digan si cambió la curva, con el consenso de los médicos y una honesta estadística, es vital que cuando se corte hay que tener un programa”, cerró.