Largas filas en Pinamar y Villa GesellLargas filas en principales ciudades atlánticas.

A pesar del pedido del Gobierno Nacional e intendentes de la zona para permanecer en las casas y evitar la propagación del coronavirus, se registró en las últimas horas largas colas de autos y micros en la entrada de Villa Gesell y Pinamar.

Noticias relacionadas

 

Los intendentes de dichas ciudades de la costa habían pedido explícitamente a los turistas que eviten visitar esas ciudades balnearias ya que "no son vacaciones y entre todos debemos cuidarnos para que no aumente el número de infectados".

 

Gustavo Barrera, intendente de Villa Gesell, firmó un decreto en el cual estableció que hasta el 31 de marzo, los locales gastronómicos, establecimientos hoteleros, bares, discos, salones de fiestas, gimnasios y cualquier lugar que generen conglomeración de personas, deberán permanecer cerrados.

 

 

Por el lado de restaurantes, heladerías, rotiserías, cervecerías, pizzerías y demás establecimientos gastronómicos, podrán trabajar ofreciendo el servicio de delivery, siempre respetando las normas de bioseguridad del personal y de los potenciales clientes.

 

Con respecto a los supermercados, se estableció que deberán mantener sus puertas abiertas evitando la conglomeración de potenciales clientes, limitando el ingreso masivo de personas, mantener distancia en la fila e higienizar cada hora, las manijas de carros, barandas y proporcionando al empleado de todas las medidas higiénicas.

 

Martín Yeza, intendente de Pinamar, lanzó  a través de Twitter un pedido a los turistas que no visiten la localidad costera porque "no son vacaciones" y porque estará "todo cerrado".

Largas filas en Pinamar y Villa Gesell

El gobierno nacional dispondrá para este fin de semana largo controles viales en las salidas de la ciudad de Buenos Aires, con el objetivo de desalentar el movimiento de personas, que incluirá tomar la temperatura a los viajeros, en cumplimiento de las disposiciones sobre restricciones de circulación para evitar la propagación del coronavis, informó el ministerio de Transporte.

 

El principal punto de control se establecerá el viernes por la tarde en la AU Buenos Aires-La Plata, en el peaje de Hudson, donde la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), junto con Gendarmería Nacional, Policía bonaerense y médicos de las Fuerzas Armadas montarán un operativo cerrojo para medir la temperatura de todos los conductores y acompañantes que se dirijan hacia la Autovía 2.

 

En caso de detectar fiebre, las fuerzas de seguridad notificarán al conductor la obligación de regresar a su domicilio y lo escoltarán en el regreso.