Coronavirus en Brasil, REUTERSCoronavirus en Brasil, REUTERS

Los resultados iniciales de un ensayo clínico brasileño de un medicamento contra la malaria y una combinación de antibióticos para tratar el coronavirus podrían estar en dos semanas, dijo un líder del equipo médico, pero pidió cautela sobre la medicina que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, consideró un "punto de inflexión".

 

El ensayo de hidroxicloroquina, que está siendo dirigido por el Hospital Albert Einstein en Sao Paulo junto con otros hospitales brasileños, comenzó el lunes y está probando la eficacia del medicamento en combinación con el antibiótico azitromicina en pacientes con COVID-19, la enfermedad al sistema respiratorio causada por el coronavirus.

 

Trump y el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, promovieron la hidroxicloroquina y la cloroquina relacionada como posibles tratamientos para las infecciones por coronavirus, mientras intentan calmar las preocupaciones sobre el virus y proteger sus economías del impacto.

 

Noticias relacionadas

No existen vacunas ni tratamientos aprobados, por lo que incluso los pacientes más enfermos reciben en gran medida solo atención de apoyo, como asistencia respiratoria.

 

Los médicos se sienten alentados por los informes incidentales de que la combinación de los dos medicamentos es eficaz

 

La hidroxicloroquina es un antimalárico y un antiinflamatorio que se usa para tratar trastornos autoinmunes. Otras pruebas analizan la hidroxicloroquina por sí sola, mientras que la Organización Mundial de la Salud está coordinando un estudio global sobre la cloroquina.

 

"Por ahora es solo un deseo, tanto para Bolsonaro como para Trump", dijo en una entrevista Luiz Vicente Rizzo, médico del Hospital Albert Einstein.

 

"En algunas semanas, con un poco de suerte, podremos decir, primero si funciona, luego para quién funciona y en qué condiciones", afirmó. "Estoy alentando para que funcione, yo y todos los demás".