Conferencia de prensa de Donald Trump por coronavirus, REUTERSTrump en uno de los momentos claves sociales de su país.

Unas 3,3 millones de personas solicitaron los beneficios durante la semana que culminó el 21 de marzo, un aumento de más de tres millones más respecto a la semana previa, cuando se presentaron 282.000 nuevos pedidos.

Noticias relacionadas

 

La mayor cifra anterior de pedidos semanales de subsidios por desempleo fue de 695.000 en octubre de 1982. Y en la misma semana de 2019, se registraron 215.000 solicitudes. El aumento exponencial de la semana pasada se produce ante la crisis económica causada por la pandemia de coronavirus, que obligó el cierre de restaurantes, tiendas y hoteles, así como una paralización de las aerolíneas.

 

Prácticamente todos los estados citaron al Covid-19 como causa del salto en las solicitudes de subsidios por desempleo, con fuertes impactos en los servicios de alimentos, alojamiento, entretenimiento y recreación, atención médica y transporte, según el informe.

 

Analistas económicos habían advertido de un masivo aumento en el nivel de desempleo, pero pronosticaban 1,5 millones de solicitudes, lo que varios consideraron demasiado optimista. Ian Shepherdson, de Pantheon Macroeconomics, había pronosticado un "horrendo" aumento, puntualizando que Nueva York había recibido 1,7 millones de llamados por subsidios. Los analistas de ING señalaron que “las líneas telefónicas se cayeron y los sitios web colapsaron cuando las personas se registraron” para obtener los subsidios. “Millones más presentarán sus reclamos en las próximas semanas”.

 

El Senado aprobó anoche un plan de rescate de la economía estadounidense de 2,2 billones de dólares, que incluye un aumento sin precedentes en los seguros de paro para tratar de amortiguar el golpe hasta que la pandemia esté bajo control. El plan incluye una extensión de los beneficios de desempleo a los trabajadores independientes y de medio tiempo, al igual que a las personas enfermas y en cuarentena.