Sebastian Kurz, canciller austriaco - ReutersSebastian Kurz, canciller austriaco, Reuters.

La reglamentación es clara en Austria, quienes no usen máscara, o cualquier otra prenda que cubra la nariz o la boca, no podrá entrar en los supermercados austríacos a partir del miércoles, una nueva medida para ralentizar aún más el ritmo de contagios del Covid-19 anunciada este lunes por el Gobierno.

 

El canciller de la república alpina, el conservador Sebastian Kurz, indicó que las máscaras serán repartidas a las entradas de las tiendas y que la obligatoriedad de su uso no busca proteger a quienes las llevan, sino evitar que potenciales portadores del virus lo trasmitan a otras personas. No hace falta ser Alemania para doblegar al coronavirus: el sorprendente éxito de Austria.

 

Aunque el ritmo de contagios se ha ralentizado en Austria, Kurz advirtió de que si no se reduce aún más, existe el riesgo de que en dos semanas quede sobrepasada la capacidad de atención del sistema sanitario, especialmente en las UCI.

 

Noticias relacionadas

En Austria hay 9.103 contagios por coronavirus contabilizados, de los que el 11% están hospitalizados y un 2% en cuidados intensivos. Aproximadamente el 40% de las 2.500 camas de UCI están aún disponibles. El Gobierno también ha anunciado que las personas que pertenezcan a grupos de riesgo quedan liberados del trabajo, si no pueden realizarlo desde casa.

 

Kurz anunció que aún se tardará en cancelar las medidas de restricción de movimiento y de la economía, pero que cuando sea posible hacerlo, las tiendas y negocios reabrirán antes que los centros educativos. Kurz pidió más "esfuerzo y disciplina" para superar la pandemia.

 

Entre las ideas que los expertos germanos barajan está la creación de certificados que acrediten que ciertos individuos han padecido la enfermedad y la han superado. El Gobierno ha comenzado una campaña de test aleatorios para determinar en la medida de lo posible el número real de contagiados, para lo cual planea también aplicar otro tipo de pruebas que verifican si la persona ha desarrollado ya anticuerpos contra el virus y por lo tanto está inmunizada.