Donald Trump y Nicolás MaduroDonald Trump y Nicolás Maduro.

Estados Unidos volvió a criticar muy duro a la postura argentina sobre Venezuela, luego de que el gobierno de Alberto Fernández apoyara públicamente al régimen de Nicolás Maduro y dijera que la situación de ese país debe ser definida sin presiones externas. “Claramente discrepamos con el gobierno argentino sobre esa posición”, dijo un alto asesor de la administración de Donald Trump, y añadió que “las dictaduras no deben tener ideologías”, en referencia al pasado argentino.

 

Estados Unidos presentó un plan de democratización para Venezuela, que prevé un gobierno de transición que llame a elecciones generales en las que podrían presentarse tanto Maduro como Juán Guaidó, el líder opositor avalado por Washington y 57 países. Una semana antes había acusado a Maduro y a su círculo de funcionarios de narcoterroristas y luego también lanzó un operativo naval en las costas para frenar el supuesto avance del tráfico de drogas de Venezuela y la región por la pandemia del coronavirus.

 

El jueves por la noche la Cancillería argentina apoyó a Maduro diciendo que "la situación en Venezuela debe ser resuelta por los propios venezolanos sin presiones ni condicionamientos externos".

 

Noticias relacionadas

En una conferencia de prensa llevada a cabo de manera virtual, Mauricio Claver-Carone, asesor del Consejo de Seguridad Nacional en temas latinoamericanos y una voz muy escuchada por el presidente Trump, habló sobre la posición argentina.

 

El funcionario respondió que “claramente discrepamos con el gobierno argentino sobre esta disposición”. Y dijo que “estamos de acuerdo en que los venezolanos deben decidir su destino. Pero el problema es que hay una persona, un narcoterrorista que está decidiendo sobre los venezolanos y su futuro. Que está manteniendo como rehenes a casi 30 millones de venezolanos y que está poniendo en peligro la salud de 30 millones de venezolanos por una terquedad y una obsesión de poder”.

 

Compartimos con el Gobierno argentino el deseo de que Venezuela sea una democracia y tenga una transición pacífica y democrática. Por lo cual, esta persona que está usurpando los poderes del Estado, que ha puesto los poderes del estado al servicio del narcoterrorismo, que está encausada por la justicia norteamericana pueda salir del camino para que 30 millones de venezolanos puedan seguir su destino y de una manera inmediata se pueda atender las necesidades de la población y así poder sobrepasar esta crisis”, sostuvo el funcionario.

 

Pero luego se mostró todavía más duro, al recordar los tiempos en los que la Argentina pedía ayuda internacional durante la dictadura de los años 70. "Yo le pediría al gobierno argentino, que sufrió de primera mano una dictadura, y durante ese tiempo, mucha de las personas que ahora están en el Gobierno pidieron el apoyo internacional para combatir esa dictadura, para que el pueblo argentino pueda disfrutar de la democracia que hoy disfruta. Le pediría al gobierno de Argentina que tenga la misma solidaridad y el afán por la libertad con el pueblo venezolano que tuvieron cuando buscaban ellos mismos ser libres”, dijo.

 

Y añadió que “las dictaduras no deben tener ideologías y es muy importante que todos tengamos la solidaridad necesaria y que trabajemos todo juntos hacia la democracia”.​

 

Además resaltó que “más allá que Argentina se haya definido como sea, el Grupo de Lima y la Unión Europea y otros países han visto con beneplácito la iniciativa pacífica y democrática de democratización del Departamento de Estado".