Encuentran un virus capaz de destruir telefónos inteligentesInterrogantes sobre los clientes chinos de telefonía que desaparecieron.

Muchos se preguntan: "¿Adónde fueron 20 millones de clientes chinos de telefonía?. Ese es el acertijo para los inversores de las tres grandes telefónicas del país, que perdieron un número récord de usuarios en febrero. Las explicaciones van de lo disparatado a lo más verosímil. Ninguna es especialmente tranquilizadora.

Noticias relacionadas

 

Puede no parecer para tanto. Después de todo, el número de abonados de las tres cayó de 1.600 millones en enero a 1.580 millones en febrero. Para China Mobile, de lejos la más grande con más de 900 millones de cuentas, una pérdida neta de más de 7 millones parece un error de redondeo. Aun así, eclipsa la caída de enero, 860.000. También es la primera vez que las tres registran pérdidas de usuarios de móviles al mismo tiempo, al menos en una década.

 

No sorprende que los teóricos de la conspiración se apresuraran a relacionarlo con el virus, sugiriendo que podría revelar el número real de muertes. El jefe de China Unicom, Wang Xiaochu, piensa que se debe a cancelaciones de clientes con varias cuentas. Suena más probable. Muchos consumidores en cuarentena podrían inclinarse por el uso de wifi en lugar de los planes de datos extra de las cuentas de móvil normales. Pero dado el número de personas confinadas, el número de cuentas perdidas conforme a esa hipótesis podría haber sido mucho mayor.

 

Otras razones sensatas son el regreso de los trabajadores migrantes a sus provincias de origen y el abandono de sus planes de telefonía. Una publicación de Hong Kong especuló que tenía que ver con el llamado ejército del agua: cuentas falsas desplegadas por las empresas para ganar usuarios o recibir buenas reseñas, que podrían haberse tomado un descanso durante la pandemia.

 

Cualquiera que sea la causa, no es alentadora para los inversores. La pequeña posibilidad de que pueda indicar el comienzo de un cambio de comportamiento es preocupante. Y si el descenso es puntual, será una razón más para dudar de las métricas chinas. Que haya más clientes móviles, o usuarios activos mensualmente en WeChat, que toda la población en edad de trabajar es otro de los grandes misterios chinos.