Boris Johnson, REUTERSBoris Johnson, REUTERS.

El primer ministro británico, Boris Johnson, contagiado del nuevo coronavirus, "sigue al mando" del gobierno, a pesar de haber sido ingresado a un hospital para "exámenes", declaró su ministro de Vivienda.

 

"Hoy está en el hospital para ser sometido a exámenes, pero continuará siendo informado de lo que pasa y estando al mando del gobierno", declaró a la BBC Robert Jenrick, ministro a cargo de Vivienda y Comunidades.

 

Según el diario The Times, DailyMail, The Sun y Mirror, Johnson se encuentra en el hospital St Thomas de Londres, cerca de Westminster, y se le está administrando oxígeno.

 

Noticias relacionadas

Johnson, de 55 años, fue internado anoche en un hospital de Londres, con fiebre alta, diez después de haber dado positivo de coronavirus, para someterse a nuevos estudios.

 

"Esperamos que como resultado de estas pruebas pueda regresar a Downing Street lo antes posible", afirmó Jenrick.

 

El ministro de Vivienda adelantó también que será el ministro de Relaciones Exteriores, Dominic Raab, quien presida hoy nuevamente la reunión diaria del gobierno sobre el coronavirus.

 

La internación del premier se anunció poco después de que la reina Isabel II transmitiera un mensaje televisado, agradeciendo a los británicos por seguir las medidas del gobierno para quedarse en sus hogares y elogiando a quienes "se unen para ayudar a otros".

 

El sábado la novia del primer ministro, Carrie Symonds, de 32 años y embarazada de seis meses, anunció en un mensaje en la red social Twitter que también contrajo el conoravirus.

 

En su mensaje contó que se está recuperando y que se siente más fuerte, pero pasó la última semana en la cama "con todos los principales síntomas de coronavirus", aunque no se sometió a la prueba.

 

Ayer el Reino Unido registró otro récord diario de personas fallecidas por coronavirus con más de 600 muertos y alcanzó un total de 4.934.

 

El gobierno británico dispuso el aislamiento el 23 de marzo pero con algunas excepciones como ir a comprar alimentos, hacer ejercicio diario manteniendo una distancia de dos metros entre sí o trasladarse al lugar de trabajo si es absolutamente necesario.

 

Pero a pesar de las recomendaciones, el sábado más de 3.000 personas se juntaron en un parque en la ciudad de Londres, muchas de ellas tomando sol o en grupos grandes, lo que alertó a las autoridades, que podrán restringir nuevamente la circulación.

 

Asimismo, la directora médica de Escocia, Catherine Calderwood, presentó anoche la renuncia al cargo luego de haber sido criticada por romper las medidas de distanciamiento social al ser vista cuando se trasladaba con toda su familia a su casa de fin de semana.

MAPA INTERACTIVO CON AVANCE DEL CORONAVIRUS EN EL MUNDO