Alberto Fernández, presidente de ArgentinaAlberto Fernández.

El presidente Alberto Fernández anticipó que va a seguir la cuarentena para reducir contagios de coronavirus y que finalmente no se va a "flexibilizar".

 

En una entrevista, se quejó de que detectaron más "relajamiento" en la calle pese a las restricciones para circular y aseguró que serán "más estrictos" en el cumplimiento de la medida en los centros urbanos, como el conurbano bonaerense.

 

Explicó que no se puede tener una "recaída" en los contagios y destacó que todo el esfuerzo que se hace para contener el avance es "muy importante".

 

Noticias relacionadas

Dijo que el aislamiento obligatorio contribuyó a que se aplane la curva de casos y que los expertos estiman que el pico de la enfermedad se va a producir en la segunda quincena de mayo.

 

Adelantó que la semana que viene "no se va a flexibilizar" el aislamiento y advirtió que en los últimos días notaron "cierto relajamiento" en el cumplimiento de la medida, preocupación que le transmitió a los gobernadores. Por eso, explicó, serán "más estrictos" en los centros urbanos. Ordenó que en estas zonas haya más policías para controlar y le recordó a la gente que debe permanecer en sus casas.

 

Reconoció que muchos industriales tienen preocupación y ansiedad para abrir las fábricas, por el impacto económico que genera el aislamiento, pero que él prioriza la salud. Les pidió que "escuchen a los expertos para que se den cuenta de lo que pasa y cuáles son los riesgos" de moderar la medida.