Coronavirus, México, fumigación, ReutersCoronavirus en México. Reuters.

Una serie de contagios masivos entre personal sanitario de hospitales públicos sembró dudas y preocupación en la red de seguridad social más amplia de México ya que decenas de casos salieron a la luz en varios puntos del país, después de que trabajadores sanitarios protestaran por la falta de materiales y protección para afrontar la pandemia de coronavirus.

 

En México, en menos de 24 horas se registraron más de 60 casos positivos en tres centros de salud: 42 en Cabo San Lucas (en la península de Baja California), 19 en Tlalnepantla (a las afueras de Ciudad de México) y seis en Cuernavaca (en el centro del país).

 

Todos los hospitales pertenecen al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y en casi todos los puntos donde hoy se cuentan los enfermos por docenas, hubo protestas en las últimas semanas de los empleados sanitarios por la falta de materiales, protocolos y equipo de protección para afrontar la crisis.

 

Noticias relacionadas

En tanto, se indicó que las autoridades pidieron que no se saque de proporción las cifras y que no se ponga en tela de juicio la capacidad hospitalaria ante la pandemia, pero no dieron explicaciones claras de cómo surgieron los casos ni sobre el reparto de responsabilidades ante los reclamos de los trabajadores.

 

Una trabajadora del hospital regional 72 de Tlalnepantla manifestó a través de un vídeo que fue difundido por el propio personal: "El material es de pésima calidad, esto no nos protege de nada".

 

En esa clínica los contagios ya superan la treintena y hay al menos 50 médicos puestos en aislamiento, de acuerdo con el portal Latinus, que cita a las autoridades federales y del Estado de México mientras que el IMSS solo reconoció 19 diagnósticos positivos y pidió a la prensa que no difunda información "falsa".

 

El director del Instituto, Zoé Robledo, dijo que "no es un brote hospitalario, vino de fuera", mientras que señaló que se estudian tres fuentes de contagio: un paciente que ya se recuperó, una doctora que no estuvo en contacto con ese paciente y un doctor que hacía turnos en otro hospital.

 

En tanto, los testimonios de los trabajadores de Tlalnepantla contradicen las declaraciones de Robledo y una infectóloga dijo a través de las redes sociales: "Tenemos que manifestarnos y unirnos para exigir que se nos proporcione el material necesario, con el cual no contamos hasta la fecha, para atender a los pacientes y sanitizar principalmente este hospital".

 

En la clínica 1 de Cuernavaca, donde tres médicos y tres enfermeras dieron positivo, según un ex funcionario estatal que ahora trabaja en el hospital, no hay aún una explicación sobre la cadena de contagio y en la clínica 26 de Cabo San Lucas, entre los 42 infectados hay médicos, enfermeras y trabajadores administradores y de la dirección, según un comunicado del IMSS.
Según una encuesta realizada a 400 trabajadores sanitarios por la Asociación Mexicana de Médicos Residentes y publicada a principios de abril indica que ocho de cada 10 no tienen mascarillas N95, las recomendadas para personal médico; más de la mitad no tenía gafas protectoras y que alrededor del 30% no tenía máscaras de acrílico.