"El día lunes 30 de marzo, el gobierno de Andorra nos anunció un vuelo de Air France para repatriar a 400 argentinos el día domingo 5 de abril, el cual se encontraba aprobado por el gobierno Argentino. El recorrido era Toulouse-París-Buenos Aires y el coste del mismo de 600 euros", relató Camila Busico, en una carta difundida en las redes sociales.

 

La joven, que se encuentra en Andorra desde noviembre pasado, siguió: "Tanto el Principado como las empresas para las cuales hemos estado trabajando se pusieron en marcha para poner buses gratuitos hasta el aeropuerto del país vecino y nos subvencionaron el 50% del pasaje, siendo la cifra final 300 euros, un número mucho más razonable para personas que no contamos con trabajo fijo como nosotros. Tres días antes del vuelo, se nos informa que el gobierno argentino decidió cancelar el vuelo, el cual ya habíamos pagado, sin explicación aparente".

 

La joven pide en la carta al canciller Felipe Solá que los dejen regresar al país: "Pedimos por favor que nos permitan volver con nuestras familias y los nuestros. Andorra es un país en el que la cuarentena se cumple estrictamente y que posee muy pocos casos".

 

"Entendemos que nos encontramos rodeados de países que son focos de infección, pero estamos dispuestos a cumplir con todos los días de distanciamientos requeridos. Somos conscientes que debemos cuidar tanto a nuestras familias como a todos los ciudadanos", concluyó.