Bruno Le Maire, ministro de Finanzas de Francia, REUTERSBruno Le Maire, ministro de Finanzas de Francia, REUTERS

La crisis por el coronavirus sigue golpeando duro al mundo. El PIB de Francia caerá un 8% este año, según la estimación que ha divulgado el ministro de Finanzas de Francia Bruno Le Maire.

 

Déficit y deuda crecerán más de lo previsto. El gobierno francés estima que el déficit público aumentaría alrededor del 9% del PIB, mientras que la deuda aumentaría hasta el 115%.

 

Hace menos de una semana, los ministros económicos del gobierno francés ya habían hecho otra previsión pero bastante menos mala que la expuesta este martes.

 

Noticias relacionadas

El equipo económico del gobierno francés considera "bastante posible" que sea necesario revisar de nuevo los datos económicos porque no es posible aún saber todas las variables del final del confinamiento.

 

El Reino Unido podría sufrir una caída record del 13% de su PIB este año. Una estimación que se basa en un período de contención de tres meses, seguido de otro período de tres meses durante el cual las restricciones se levantarían gradualmente. El país ha estado confinado desde el 23 de marzo.

 

La caída en la actividad "sería mucho mayor que el desplome sufrido al final de cada guerra mundial o durante la crisis financiera" de 2008, según la Oficina de Responsabilidad Presupuestaria. Espera también un choque particularmente fuerte en el segundo trimestre, que cubriría la mayor parte de la contención y, por lo tanto, el golpe a la economía, con un colapso del PIB del 35% en comparación con el trimestre anterior.

 

Pero la economía podría recuperarse rápida y fuertemente, con un crecimiento del 25% en el tercer trimestre y del 20% en el cuarto.

 

En Portugal tampoco hay buenas previsiones. El ministro de Finanzas, Mario Centeno, dijo que las estimaciones del gobierno apuntan a una caída del 6.5% en el PIB anual por cada 30 días hábiles que la economía está paralizada debido a covid-19.

 

Advirtió que si se extiende el parón no bastaría con multiplicar por cada mes el bajón de PIB porque la situación se deterioraría progresivamente.

 

Admitió que la caída del PIB del segundo trimestre podría superar el 20 por ciento en el peor de los casos.

 

El ministro de Finanzas portugués aseguró "nada de esto tiene comparación con cualquier otra cosa que hayamos experimentado recientemente ".