Liliana Velizan, Coronavirus, REUTERSPor Liliana Velizan

 

Desde el punto de vista de la Psicología el AISLAMIENTO en sí mismo produce un fuerte impacto negativo a nivel emocional; pero el AISLAMIENTO EN ÉPOCA DE CUARENTENA tiene un resultado aún más nocivo en el psiquismo de una persona.

 

La razón de ello tiene su origen debido a varios factores, pero todos ellos tienen un denominador común que es el "Alto Nivel De Estrés" que vivencia el ser humano aislado.

 

Dentro de los desencadenantes del deterioro psicológico encontramos el “cambio abrupto” que la persona debe hacer en las actividades que venía desarrollando cotidianamente:

Noticias relacionadas


-No puede ir a su trabajo, por lo tanto la devaluación económica.
-Pérdida del contacto social y físico con la familia y seres queridos.
-Pérdida de la Libertad.
-Incertidumbre por lo que pasará.
-Aburrimiento
-Recrudecimiento de las crisis personales.
-Suministro inadecuado de alimentos.
-Acceso limitado al ámbito de salud.
-Información confusa de lo que va ocurriendo.

 

Otro desencadenante y que además se suma al anterior es El Fuerte SENTIMIENTO DE VULNERABILIDAD frente al virus, ya que se toma conciencia de la posibilidad real de enfermar y en el peor de los casos morir.

 

De esta manera estamos frente a todo un escenario que desencadenará indefectiblemente una serie de síntomas psicológicos: Ansiedad, Angustia, Miedo, Violencia, Sentimientos de Frustración, Ira, Pánico, Depresión, Brote Psicótico entre otros.

 

Es importante referir que frente a este momento angustiante, la persona desarrolla “Mecanismos Defensivos” para disminuir y contrarrestar la ansiedad; gracias a ellos puede ir manejando con éxito o no cada día de aislamiento por cuarentena.

Los Mecanismos Defensivos son:


1. AISLAMIENTO: Se reprime el pensamiento pero no se deja de sentir angustia, es decir “No pienso en la cuarentena, no pienso en el virus... pero estoy angustiado”.

2. INTELECTUACIÓN: Soy conciente de lo que pienso, lo recuerdo... lo sé, pero le pongo una distancia a lo que siento, o sea reprimo la angustia. “Lo sé, soy conciente pero no sufro”.

3. RACIONALIZAR: La persona es conciente del problema pero da justificaciones transformando el aislamiento como una “Idea Razonable”, evitando los efectos negativos de la angustia. “La persona sabe del problema pero da explicaciones tranquilizadoras: Esto pasará... Seamos responsables... falta poco...”

 

Cabe consignar que estos Mecanismos de Defensa se ponen en funcionamiento sin el consentimiento del sujeto; accionan... se disparan solos para mitigar el displacer, pero de ninguna manera evitan que algunos o varios síntomas afloren; no hay manera de que esta situación de cuarentena por el covid-19 pase sin provocar daño psicológico en todas las personas.

 

Desde que se conoció el virus y se instauró la cuarentena obligatoria con el aislamiento preventivo, existen a mi criterio dos grandes grupos que estarían más predispuestos a manifestar de manera sintomática el impacto psicológico negativo. Esos grupos serían:
PERSONAL MÉDICO (Médicos, Enfermeras, Agentes de Salud): Debido a que conviven de manera inmediata con la posibilidad latente del contagio, y por ende la fantasmática de la propia muerte.

 

Ellos aunque estén preparados para abordar médicamente un cuerpo y su enfermedad, en su gran mayoría no estarían preparados psicológicamente para manejar las consecuencias abrumadoras que se pudiesen dar en un nosocomio en forma masiva y sistemática a raíz de una pandemia.

 

Y el otro grupo: EL PERIODISMO (Televisión, Radio y Gráfica) ya que en su función de informar a la comunidad “datos, situaciones, cifras” de índole extremadamente penosa... en el mismo momento de dar la información es decir de enunciarla, se torna extremadamente difícil desde el punto de vista psicológico procesar, metabolizar y canalizar correctamente lo transmitido, ya que ello se transforma en sí mismo en un trauma.

 

A fin de transitar el periodo que dure la cuarentena sin que las consecuencias psicológicas sean importantes se debe tener un plan diario organizado de actividades dentro de la casa: leer, realizar alguna actividad física preferentemente en un mismo horario, mirar películas o documentales, escuchar música, ducharse antes de la cena, y por sobretodo dosificar el tiempo expuestos a las noticias de la pandemia. Si bien es necesario estar actualizados de lo que va aconteciendo en relación a la cuarentena, es totalmente desaconsejada la sobre información.

 

*Liliana Velizan - Psicóloga, Psicoanalista UBA
MN38422 MP83239

Instagram: @lilianavelizan.psicologa
Facebook: Liliana Velizan
Consultas On Line, Videollamada, Skype o Presenciales.

INVITADA DEL DÍA DE DIARIO26.COM