Coronavirus, Argentina, mujer violando cuarentenaMujer que se resistió al operativo por cuarentena.

Una mujer de 85 años de edad que salió a tomar sol en los Bosques de Palermo, en la Ciudad de Buenos Aires, se resistió al pedido de la Policía de volver a su casa en medio del aislamiento obligatorio por la expansión del coronavirus en la Argentina. "Colaboren conmigo, que soy una vieja que necesita aire y sol. No estoy contagiando a nadie", le dijo al oficial que le notificó que estaba incumpliendo la cuarentena.

 

El hecho sucedió este martes por la tarde, cuando una mujer de 85 años, identificada como Sara, se trasladó con una reposera a un espacio verde cerca de Avenida Libertador y Fray Justo Santa María de Oro.

 

La Policía se hizo presente en el lugar poco después y le solicitó a la señora que regresara a su casa, ya que estaba incumpliendo el aislamiento obligatorio decretado por el Gobierno ante la pandemia de coronavirus. Ella explicó que necesitaba estar al sol unos minutos "por la vitamina D" y aseguró que después se iría. "Déjeme hasta las 15.20, sea bondadoso, no estoy jorobando a nadie", pidió.

 

Noticias relacionadas

De todas maneras, los oficiales policiales insistieron con que tenía que regresar a su casa inmediatamente. "No la queremos llevar detenida", le manifestaron.

 

Uno de los vecinos dijo que no es la primera vez que Sara, que vive en uno de los edificios ubicados frente al parque, cruza la calle para ir a tomar sol. Además, el hombre aseguró que la señora lo hace por motivos de salud. Más tarde, la mujer ratificó esta información aunque no detalló cuál es la enfermedad que sufre.

 

Coronavirus, Argentina, mujer violando cuarentenaLa señora tras ser notificada de su infracción.

 

Por último, tal como le había advertido a los policías, la mujer se puso guantes y un barbijo, levantó sus pertenencias y se retiró del lugar a las 15.20. Los oficiales la siguieron, intentaron detenerla y forcejearon con ella para impedir que ingrese a su casa. Quedó imputada por violar la cuarentena.

 

A través del portero eléctrico de su casa la mujer explicó la situación. "Lo malo es estar encerrada porque no tengo balcón. Yo necesito tomar sol y aire", afirmó. Además, apuntó contra la policía por el episodio y dijo que "fue una estupidez". "Lo voy a seguir haciendo", dijo de todos modos.