Actividad industrial, industria, NAActividad industrial. NA.

La actividad fabril sufrió una disminución del 0,9% en febrero último, tendencia que se profundizará en marzo por el aislamiento social sobre el segmento productivo, subrayó hoy la Unión Industrial Argentina (UIA).

 

"En lo que se refiere estrictamente al sector industrial, esta pandemia ocurre justo cuando la actividad comenzaba a mostrar signos de desaceleración de la caída en la producción, luego de 20 meses de bajas interanuales", puntualizó el informe elaborado por la entidad.

 

Sostuvo que los datos preliminares de marzo del sector automotriz arrojan un desplome del 34,4%; la producción siderúrgica, de 26,8%; y los despachos de cemento Portland, de 46,5%.

 

Noticias relacionadas

El trabajo señaló que "luego de la mejora relativa de la actividad industrial en enero, en febrero se registró una caída de 0,9% interanual y de 1% mensual en la medición desestacionalizada".
"En el primer bimestre del año se acumuló una baja de 0,2% respecto de igual período de 2019", apuntó.

 

En ese escenario, la UIA pronosticó: "Esta caída se verá profundizada en marzo cuando se registre el impacto económico de la cuarentena total sobre el entramado productivo".

 

"Al interior de la industria, todas las ramas de actividad presentan gran cantidad de empresas inactivas, en las que hay tanto empresas vinculadas a actividades no esenciales como a las esenciales, que han restringido su producción a lo elemental", remarcó.

 

Indicó que a ello se suma la fuerte caída de la demanda ya que, en el 72% de las empresas encuestadas, "supera el 60% de contracción".

 

Producción industrial, informeCrisis en la industria. NA.

 

Analizó que el desempeño de febrero se explicó por la contracción de segmentos como la industria automotriz, minerales no metálicos y la metalmecánica.

 

"El resto de los sectores presentó caídas más moderadas o subas interanuales en su actividad", resaltó.

 

En particular, la industria automotriz, tras haber registrado una suba interanual en enero de 39,7%, presentó una caída en sus niveles de producción del orden del 20% durante febrero.
El sector de minerales no metálicos registró una merma de 13,2%, en gran medida por la caída de 25,2% de los despachos de cemento Portland, mientras la producción metalmecánica se contrajo 6% por la menor actividad de los rubros autopartes, fundición y bienes de capital.

 

En cuanto al comercio exterior, durante febrero las exportaciones de manufacturas de origen industrial (MOI) bajaron 4,1% interanual.

 

En paralelo, la caída de la actividad local hizo que en febrero volvieran a contraerse las importaciones de vehículos, bienes de consumo y combustibles y lubricante.

 

En el plano laboral, el empleo industrial presentó una leve desaceleración de la caída a una tasa de 3,9% interanual en enero, mientras el promedio del último trimestre de 2019 fue de 4,4%.

 

"Esto equivale a 44.170 puestos menos en la comparación interanual", alertó y alertó que "las perspectivas para la industria son inciertas ante el complejo contexto económico mundial generado por el COVID-19".