Carne vacunaCarne vacuna

En la mayoría de las ciudades a lo largo de Estados Unidos las ofertas de cerdo, res o pollo se están volviendo cada vez más exiguas y caras.

 

Un inusitado "período especial cárnico" llegó a la nación que más proteína animal consume en el mundo y donde la carne es tan parte de la cultura como la Declaración de Independencia.

 

Grandes almacenes como Costco o cadenas de supermercados como Kroger, Wegmans, Walmart, Food Lion, Sam's Club establecieron límites en la compra de productos cárnicos a lo largo de toda la nación.

 

Noticias relacionadas

E incluso Wendy's, una de las grandes cadenas de comida rápida estadounidenses, anunció que se habían quedado sin carne en uno de cada cinco restaurantes.

 

"Es ciertamente la primera vez que Estados Unidos vive algo parecido. Es una situación sin precedentes", asegura Jayson Lusk, jefe del departamento de Economía Agraria de la Universidad Purdue.

 

El trabajo en las plantas sigue siendo objeto de controversias y desde inicios de la pandemia varias organizaciones civiles han advertido de que los empleados podrían estar expuestos al virus de forma masiva.

 

Como resultado, las principales procesadoras de EE.UU., entre ellas Tyson Foods y Smithfield Foods (el mayor productor de carne de cerdo del mundo) anunciaron el cierre de algunas de sus plantas tras convertirse en focos emergentes de covid-19.

 

Desde entonces más de 9.000 empleados se han contagiado y unos 40 han muerto, según datos de los sindicatos.