Prat Gay, ex ministro de Economía, NAPrat Gay, ex ministro de Economía, NA.

Alfonso Prat Gay, ex ministro de Hacienda del primer año de la gestión de Mauricio Macri, insistió con su planteo de que el gobierno piense en cómo ir abriendo la economía. 

 

"La industria automotriz en otros países cayó hasta 90 %, pero no se paró por completo; eso no sucedió en ningún lugar del mundo”, dijo. Además, precisó que el mes pasado la producción de cemento se redujo en más de 50%, a 400.000 toneladas, y que para encontrar niveles de producción similares había que retrotraerse al 2002 o a la década del noventa.

 

“Acá no estamos viendo la gravedad de lo que se viene en materia económica”, señaló, y recordó que los países europeos también aplicaron cuarentenas estrictas, pero no pararon por completo sectores enteros de la economía. “Lo que estoy pidiendo es un equilibro entre lo sanitario y lo económico”, explicó.

 

Noticias relacionadas

"El Gobierno que se queja de la fuga de capitales del ex presidente Mauricio Macri no puede atender su propia fuga de capitales", cuestionó Prat Gay en declaraciones radiales.

 

En ese sentido, apuntó: "El Banco Central tiene todas las semanas una o dos circulares tratando de controlar lo que no puede".

 

"Cada vez que hay una brecha superior al 30 por ciento empieza a haber problemas concretos por el lado de las reservas. Todos los días tiene que vender porque están empezando a salir de a poquito algunos depósitos en dolares", alertó.

 

Remarcó que hay un "Gobierno aturdido que no atiende la situación actual y, cuando elige atenderla, vuelve a la receta que no funciona, que son los controles".

 

Sin embargo, aclaró que "es difícil imaginarse que esto se salga de control porque sólo se perdió cuando no hubo reservas, como en 2001".

 

En tanto, analizó que a la Administración de Alberto Fernández "le tocó algo inesperado", como la pandemia del COVID-19, por lo que no se debe "criticarla".

 

Sobre los comentarios de Alberto Fernández, Prat Gay dijo: “Se calentó (sic) con el mensajero pero a los pocos días siguió la preocupación que yo planteaba y empezó a abrir la economía. Los datos son los que son. Los datos de marzo son un espanto pero prepárense que en abril van a ser terribles”, y ahí fue que citó los casos de producción automotriz y de cemento. “Se frenó por completo la economía”, señaló. Frente a esto, agregó, "si (el Presidente) se va a enojar, es un camino, si afrontamos la realidad es otro camino”.

 

"El presidente de la Nación tiene que atender todos los problemas. No puede ser que por atender uno se destruyan otros sectores. Yo no digo que haya que levantar (la cuarentena) ni nada, lo que digo es que hay que buscar un equilibrio”, insistió.

 

El economista dijo que la oposición "está dispuesta a colaborar; de ésta no se sale solo, se sale con el apoyo de todos los dirigentes”, pero para eso, insistió, el Presidente debe liderar y convocar a todos.

 

Pese a ello, evaluó que "los recursos que están usando para atender la situación son demasiado estrechos" y enfatizó: "No estamos viendo la gravedad de lo que viene en materia económica".

 

"Se frenó por completo la economía. Si aceptamos la realidad, encontraremos un equilibrio entre lo sanitario y lo económico", manifestó el ex ministro.

 

Para el economista, "hay una realidad social diferente a los de países europeos con medidas tan duras" por la pandemia dado que "en la Argentina, el 30 por ciento de los trabajadores son informales".

 

También consideró que los programas del Gobierno "no están llegando como tienen que llegar" y argumentó que el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) fue percibido "por la mitad de los que tenían que recibirlo".

 

Además, recomendó "preocuparse por la salud de las PyMEs" y pronosticó: "Si dejamos caer miles de empleos, la recuperación va a ser mucho más dura".

 

"Creo que la gestión está dejando mucho que desear", opinó Prat Gay.