Vacuna, coronavirus, EEUUCoronavirus, búsqueda de vacuna.

El laboratorio de Estados Unidos, Moderna Inc., informó este lunes que su vacuna experimental contra el coronavirus mostró resultados prometedores en sus estudios iniciales y espera pasar en julio a la siguiente fase de la investigación con ensayos clínicos.

 

 La vacuna, de nombre mRNA-1273, resultó ser segura en general y fue bien tolerada en los estudios preliminares, dijo la farmacéutica.

 

Los niveles de los anticuerpos presentados en los voluntarios fueron similares a los de las muestras de sangre de personas que se recuperaron de COVID-19, mostraron los primeros resultados del estudio realizado por los Institutos Nacionales de Salud.

 

Noticias relacionadas

Los participantes recibieron tres dosis diferentes de la vacuna y Moderna dijo que vio un aumento dependiente de la dosis en la inmunogenicidad, la capacidad de provocar una respuesta inmune en el cuerpo.

 

Como consecuencia del anuncio de la farmacéutica, las acciones futuras de Nueva York presentaban fuertes subas. Lo mismo ocurría con los mercados de valores de Europa.

 

Hace 11 días la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) había aprobado que la vacuna de Moderna para el coronavirus proceda a la fase dos de su estudio. La información había sido dada a conocer la propia compañía este jueves en un comunicado de prensa, en el que indicó que se estima que la nueva fase comience en breve.

 

“La Administración de Drogas y Alimentos de los EEUU (FDA) completó su revisión de la solicitud de Investigación de Nuevos Medicamentos (IND) de la compañía para su nuevo candidato a la vacuna contra el coronavirus (SARS-CoV-2 o COVID-19) (ARNm-1273), que le permite pasar a la Fase 2 de estudio. Se espera que comience en breve. El protocolo de finalización para el estudio de Fase 3 del ARNm-1273, se espera que comience a principios del verano de 2020”, indica el comunicado de Moderna.

 

La vacuna mRNA-1273 fue la primera norteamericana en comenzar las pruebas clínicas en Estados Unidos. El ensayo ayudará a los investigadores a evaluar si la vacuna es segura, quién produce la respuesta inmune más fuerte que podría defenderse de la cepa letal y cuál debería ser la dosis eficiente para tratar el mal.

 

Esta vacuna -como todas las que están en proceso- utiliza una tecnología basada en genes conocida como ARN mensajero. El ARN mensajero, o ARNm, lleva instrucciones del ADN a las células del cuerpo para producir ciertas proteínas. Una vacuna de ARNm nunca ha sido aprobada para prevenir enfermedades infecciosas.