DEUDA EXTERNA

Los mercados creen en acuerdo de deuda: cayó el riesgo país y subieron las acciones y los bonos

Analistas creen que se podría cerrar un trato si se reducen algunas exigencias que los acreedores presentaron en sus propuestas este fin de semana. En medio de este panorama, los mercados confían en que la Argentina evitará el default.
Lunes 18 de mayo de 2020

Alberto Fernández y Martín Guzmán, AGENCIA NAMartín Guzmán y Alberto Fernández, AGENCIA NA

El indicador riesgo país de la Argentina caía 4,5% hasta los 2.694 puntos básicos mientras se esperaban avances en la negociación de la deuda externa.

 

El índice que elabora la banca estadounidense JP Morgan retrocedía así 142 puntos básicos y se ubicaba en niveles similares a los del 9 de marzo pasado, antes de que iniciara una escalada que lo llevó a alcanzar un récord para la gestión de Alberto Fernández.

 

El indicador registra una caída del 40% desde el pico de 4.519 puntos básicos alcanzado el 23 de marzo pasado.

 

Noticias relacionadas

Las subas de los títulos argentinos en dólares rondó el 6% en promedio para las emisiones de referencia, con alzas de hasta 12%, como sucedió con el Bonar 2022 (A2E2D) y el Discount 2033 (DICYD), en medio de un día positivo para los mercados a nivel global con indicadores en Wall Street que treparon más de 3 por ciento.

 

La Argentina recibió el viernes tres contraofertas por parte de sus acreedores en una jornada en la que el ministro de Economía, Martín Guzmán, aseguró que "si hay ideas diferentes que sean consistentes y respeten las limitaciones", está dispuesto a escucharlas.

 

"Estamos comprometidos con darle una solución sostenible al problema de la deuda y queremos, bajo el liderazgo positivo del presidente Alberto Fernández, tener una relación sana y duradera con nuestros acreedores", apuntó Guzmán.

 

El fin de semana el ministro de Economía estuvo reunido con el jefe de Estado en la quinta presidencial de Olivos analizando la situación.

 

La Argentina tiene tiempo hasta el viernes a las 17:00 horas de Nueva York para anunciar un acuerdo de reestructuración para evitar el default, o de lo contrario tendrá que llegar a un entendimiento con los acreedores para seguir negociando.

Deuda externa
Acciones argentinas
Riesgo País

Georgieva y otro gesto del FMI: “Los acreedores de la Argentina tienen que ver a éste como un momento de acción”

En una conferencia del G20 y el Club de Paris en la que participa Martín guzmán, la titular del Fondo Monetario Internacional y el ministro de finanzas de Arabia Saudita llamaron a los acreedores privados a contribuir con el proceso de reestructuración de la Argentina
Miércoles 8 de julio de 2020

Martín Guzmán y Kristalina GeorgievaKristalina Georgieva y Martín Guzmán. 

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Kristalina Georgieva, se refirió al proceso de renegociación de la deuda argentina en una conferencia de miembros del G-20 y el Club de Paris en la que se analizaban las respuestas globales al impacto en la economía que está teniendo la pandemia de coronavirus COVID-19. La titular del organismo llamó a la acción a los acreedores privados a la acción y dijo que el Fondo y el Banco Mundial hará su parte para que el proceso funcione.

 

Georgieva participó de la conferencia de ministerial de alto nivel de “Enfrentando a la crisis del COVID-19″ organizada por Arabia Saudita. En la apertura de las sesiones del día, el apoyo para la postura argentina vino de parte del anfitrión, el ministro de finanzas saudita, Mohamed Al Jadaam.

 

“Es necesario reestructurar la deuda soberana de manera sostenible con la participación de los acreedores del sector privado. Un ejemplo reciente de esto es el caso de Argentina. Y yo alentaría a los titulares privados de su deuda a considerar esto realmente de manera positiva”, dijo Al Jadaam durante su discurso en el que dio paso a la primera oradora, la número uno del Fondo.

 

Los acreedores privados tienen que ver este como un momento de acción, ver cómo los acreedores y el país pueden unirse. Y eso es lo que tenemos que buscar: la colaboración entre acreedores y deudores de una manera racional y mutuamente respetuosa. El Banco Mundial y nosotros, haremos nuestra parte por la transparencia de la deuda y por una prudente reestructuración de la deuda (Georgieva).

 

“Tendríamos que pensar pronto en lo que sigue. Y lo que sigue requeriría una reestructuración país por país para aquellos que simplemente no pueden salir del agua sin una acción determinada”, dijo Georgieva en un fragmento de sus dichos. “Mohammed, estoy muy de acuerdo contigo en lo que respecta a Argentina”, dijo la directora del Fondo en respuesta al ministro saudita.

 

La conferencia, en la que más tarde hablará el ministro de Economía argentino, Martín Guzmán, se enfocó en el “restablecimiento de corrientes de capital sostenibles y una financiación sólida para el desarrollo”, en la que la necesidad de aliviar las cargas de deuda de países emergentes y en desarrollo de cara a la crisis económica generada por la pandemia de coronavirus.

 

El domingo, el Gobierno argentino dio a conocer su nueva propuesta de reestructuración, con mejoras sustanciales para los acreedores. La oferta recibió ayer el visto bueno del Fondo Monetario Internacional (FMI), que que espera que las partes sigan trabajando de “forma constructiva y oportuna” para alcanzar un acuerdo.

 

“La oferta revisada de las autoridades argentinas es un paso importante en el proceso de reestructuración de la deuda con sus acreedores privados. Esperamos que todas las partes involucradas continúen trabajando de manera constructiva y oportuna con el objetivo de llegar a un acuerdo que coloque la deuda pública en un camino sostenible y establezca las bases para un crecimiento inclusivo y duradero en el futuro”, afirmó el director de Comunicación del organismo, Gerry Rice.

Kristalina Georgieva
Martín Guzmán
Deuda externa
DEUDA ARGENTINA

En el ministerio de Economía creen que BlackRock rechazará la nueva oferta

La mejora de la propuesta ya consiguió respaldos formales tanto de bonistas como de bancos de inversión. Sin embargo, aún falta el veredicto del principal acreedor.
Martes 7 de julio de 2020

Larry Fink, CEO de BlackRock.Larry Fink, CEO de BlackRock.

Martín Guzmán desconfía de la respuesta de BlackRock, el administrador de activos más grande del mundo y posiblemente el acreedor individual más grande de la Argentina, obviamente detrás del FMI. El ministro de Economía prácticamente da por descontado que el fondo manejado por Larry Fink no apoyará la nueva propuesta, lo que hará dudar en los próximos días del verdadero éxito de la misma.

 

El Gobierno había negociado con UBS y el grupo de bonistas en el que participan Fintech y Gramercy una mejora de la oferta, que quedó plasmada en las nuevas condiciones que se enviaron a la SEC. Además, estableció condiciones mucho más favorables para el canje de los bonos 2005, que poseen cláusulas mucho más fuertes para los acreedores. Para los Discount, por ejemplo, el valor de la nueva oferta orilla los USD 60, es decir una diferencia a favor de estos bonistas, representados por el consorcio Exchange Bondholders. En la flamante oferta, el Gobierno ofrece un valor cercano a USD 53, calculando un rendimiento para los futuros bonos que emita la Argentina del 10% anual en dólares.

 

Sin embargo, el caso del grupo Ad Hoc, en el que participan Black Rock, Ashmore y otros es diferente. Poseen títulos de los bonos emitidos por el gobierno de Mauricio Macri a partir de 2016, pero vienen presionando para obtener mejores condiciones de la Argentina. La semana pasada incluso habían expresado públicamente su decepción porque el equipo económico había decidido cortar el diálogo en medio de la negociación.

 

La nueva propuesta fue negociada sólo con un grupo de acreedores. Pero Black Rock y otros fondos del consorcio Ad Hoc pretenden todavía una mejora de entre 5 y 7 dólares, por lo que no aceptarían esta oferta. Y ahora esta nueva propuesta no cuenta con el visto bueno de Black Rock ni mucho menos. Por eso, se espera algún comunicado que no pasaría de las próximas horas en el que este fondo exprese nuevamente su preocuapación porque la oferta no satisface sus demandas.

 

La clave de la oferta es llegar a las mayorías necesarias para arrastrar al resto de los bonistas a la operación. Por ejemplo, en el caso de los bonos del canje 2005 hace falta una mayoría especial de 85% para que entren quienes se negaron a participar de la operación. Y para los bonos del 2016 la mayoría que requiere la Argentina baja al 66%.

 

Se viene una nueva pulseada en la que la estrategia oficial ya se va vislumbrando: generar divisiones en el propio consorcio de acreedores para generar mayor adhesión.

 

Además, si bien la oferta se extenderá hasta el 4 de agosto, lo más probable es que se vuelva a prorrogar hasta fin de agosto. Pero en los términos permitidos en los bonos actuales, la propuesta debe prolongarse entre 10 días como mínimo y 30 como máximo, por lo que el límite caía a principios de agosto.

Bonistas
BlackRock
Deuda externa