VIVO - Reporte diario desde el Ministerio de Salud - Nuevo coronavirus COVID-19

REESTRUCTURACIÓN DE DEUDA

Deuda: tras extender fecha de negociación, Guzmán dijo que Argentina mejorará oferta a bonistas

El ministro dijo que el país "realizará modificaciones" en los próximos días para llegar a un entendimiento. El país quedará hoy en default si no salda intereses por U$S503 millones.
Viernes 22 de mayo de 2020

Alberto Fernández y Martín Guzmán, Gobierno, NAAlberto Fernández y Martín Guzmán.

El Ministerio de Economía oficializó hoy la decisión de extender hasta el 2 de junio el plazo para negociar la deuda con los bonistas, y resaltó que el Gobierno "continúa recibiendo opiniones y sugerencias de los inversores" para lograr una "reestructuración exitosa".

 

La medida se formalizó por medio de una resolución publicada este viernes en el Boletín Oficial.

  

"Extiéndese la fecha de vencimiento de la Invitación a Canjear establecida por el Suplemento de Prospecto del 21 de abril de 2020, del decreto 391 del 21 de abril de 2020 y su modificatorio, la que vencerá el 2 de junio de 2020, a las 17:00 de Nueva York, Estados Unidos", según el texto oficial.

 

Noticias relacionadas

"Argentina realizará cambios a su oferta para reestructurar su deuda en los "próximos días", dijo el ministro de Economía, Martín Guzmán a la agencia Reuters, a horas de que la Argentina quede formalmente en default.

 

"La razón por la que extendimos (el plazo de) la oferta es técnica. Estamos planeando realizar modificaciones con el objetivo de alcanzar un acuerdo sostenible con nuestros acreedores", dijo Guzmán.

 

"Las negociaciones continúan por un sendero que consideramos positivo. Mi visión es que estamos experimentando un mayor entendimiento mutuo entre las dos partes", agregó el ministro.

 

Además, se extendió hasta el 3 de junio la fecha de anuncio de los resultados del canje, y al 8 de junio la fecha de liquidación.

 

El decreto 391 dispuso la reestructuración de los títulos públicos de la Argentina emitidos bajo ley extranjera, por unos 65 mil millones de dólares.

 

A través de ese decreto, el Gobierno aprobó un modelo de "Suplemento de Prospecto", que fijó como fecha de finalización de la "Invitación a Canjear" el 8 de mayo a las 17:00 – hora Nueva York, previendo la posibilidad de extenderla a discreción de la República Argentina, estando únicamente obligada a informar esa decisión.

 

Luego, esa fecha se extendió hasta este viernes a las 17:00, pero ahora fue nuevamente postergada, hasta el 2 de junio.

 

En la nueva resolución, Economía destacó que la Argentina "continúa recibiendo opiniones y sugerencias de los inversores".

 

"El Ministerio está analizando estas sugerencias con el objetivo de restaurar la sostenibilidad de la deuda pública emitida bajo legislación extranjera por lo que, en este contexto, se considera necesario realizar una nueva extensión para continuar las discusiones y propiciar un marco adecuado para que los inversores continúen contribuyendo a una reestructuración exitosa de la deuda", subrayó el Palacio de Hacienda.

Deuda
Bonistas
Martín Guzmán
Economía argentina
RENEGOCIACIÓN DE DEUDA

Deuda: Alberto Fernández ratificó a BlackRock que no sube la oferta y que Trump apoya su estrategia

El Presidente reiteró al fondo de Wall Street que "no correrá el arco de nuevo" y dijo que la Casa Blanca respalda su plan para un acuerdo con acreedores privados.
Domingo 12 de julio de 2020

Alberto Fernández, presidente de Argentina, Quinta de Olivos, NAPresidente Alberto Fernández. NA.

El jueves pasado, el ministro de Economía de Argentina, Martín Guzmán habló en representación del presidente Alberto Fernández con una negociadora clave de BlackRock, el poderoso fondo de Wall Street que aún resiste la oferta del Gobierno para reestructurar 66.000 millones de dólares de deuda externa.

 

Guzmán le manifestó nuevamente a su interlocutora que la propuesta presidencial ya es “inamovible”, que se pueden “atenuar” algunas cláusulas legales del canje de bonos si el G20 y el Departamento del Tesoro respaldan, y que el cierre del deal con los acreedores privados está planteado bajo el concepto “ni vencedores ni vencidos”.

 

Poco después, el sábado en Olivos, Alberto Fernández convocó a su ministro de Economía para rever los términos de esa conversación secreta con la negociadora clave de BlackRock. El Presidente insistió con su idea de “no hay un dólar más que ofrecer”, y analizó con el ministro la futura ley para los acreedores privados bajo legislación nacional.

 

Si no hay modificaciones en la agenda del Gobierno argentino, esa iniciativa que pretende recrear el mercado de capitales llegará a Diputados antes del próximo viernes, será “un espejo” de las condiciones que se ofrecen a los bonistas con legislación extranjera y dispondrá la posibilidad de canjear títulos soberanos de dólares a pesos.

 

Además de volver a insistir frente la negociadora de BlackRock que no habrá modificaciones en la iniciativa oficial, Martín Guzmán sostuvoque es posible encarar ciertas reformas a la estructura jurídica de los bonos, pero añadió que esa reforma legal sólo puede hacerse con consenso del sistema financiero internacional.

 

“Si el G20, el Departamento del Tesoro, o el IMCA (International Capital Market Association) respaldan su propuesta, nosotros podríamos adherir. La intención de la Argentina es integrarse al mundo, y si hay consenso global, nosotros nos sumaríamos”, adelantó Guzmán a su interlocutora de BlackRock, según comentaron en la Casa Rosada.

 

Alberto Fernández y Martín Guzmán, NAEl presidente con el Ministro de Economía. NA.

 

Larry Fink, CEO de BlackRock, tiene llegada directa a la Casa Blanca y su fondo de inversión fue contratado por el Departamento del Tesoro, una pieza poderosa de la administración americana que monitorea -entre otras actividades- la negociación de la deuda externa con los acreedores privados y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

 

Fink es amigo de Donald Trump y de Steven Mnuchin, secretario del Tesoro, y las versiones que llegaban desde Washington eran que la Casa Blanca y el Tesoro habían tomado distancia de Alberto Fernández por su posición ambivalente sobre la agenda geopolítica de Estados Unidos en América Latina.

 

El jefe de Estado argentino sostiene que Gustavo Beliz debe ocupar la Presidencia del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), sostiene que hay que incluir a Nicolás Maduro en la mesa de negociación de Venezuela y tiene un política exterior abierta con Xi Jinping y su estrategia de ascenso pacífico a la cima del mundo.

 

Trump y sus halcones piensan todo lo contrario. Nominaron a Mauricio Claver a la presidencia del BID -que está distante con Alberto Fernández y dialoga con Beliz-, opinan que Maduro debe renunciar como líder del régimen populista- y consideran que América Latina es una área de influencia de Washington al margen de las aspiraciones geopolíticas de Beijing.

 

Larry Fink, CEO de BlackRock.Larry Fink, CEO de BlackRock. Reuters.

 

Con este marco complicado, Alberto Fernández usó sus contactos internacionales, Guzmán sus relaciones institucionales y la embajada argentina en DC su agenda diplomática para despejar la incertidumbre que desparramaba Fink, los voceros de BlackRock y sus aliados en Wall Street y Londres.

 

La jugada de BlackRock es fácil de discernir y explicar: si era cierto que Trump y el Tesoro habían bajado el pulgar por la política exterior de la Argentina, ese poderoso fondo de inversión y el resto de los acreedores privados tenían una nueva palanca de negociación para “correr el arco” -otra vez- a Alberto Fernández y Guzmán.

 

La respuesta desde Washington, con tono mexicano, en inglés y en español, tuvo un sabor agridulce. Trump continuará respaldando la negociación del país con los acreedores privados, pero disiente respecto a la posición de Argentina frente a Maduro, el BID y China. “That´s nonesense”, opinaron en Washington sobre la estrategia internacional que se ejecuta en la Cancillería.

 

Alberto Fernández tomó nota de la respuesta que llegó desde DC. Y replicó en la intimidad de Olivos: “no pienso cambiar”.

Deuda
BlackRock
Alberto Fernández
Donald Trump
PANDEMIA DE CORONAVIRUS

El plan que industria de la construcción presentó al Gobierno para reactivar el sector tras la pandemia

Empresarios del sector hicieron llegar una propuesta al Gobierno Nacional para conformar una mesa de trabajo con miras a la reapertura de actividades luego de la pandemia de coronavirus.
Sábado 11 de julio de 2020

Construcción en la ArgentinaIndustria de la construcción en Argentina. NA.

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz, mantuvieron una reunión virtual este viernes con representantes de la Cámara Argentina de la Construcción (CAMARCO) para darle forma a una mesa de trabajo que apunte a la reactivación del sector tras la pandemia del coronavirus.

 

Los empresarios hicieron llegar a los funcionarios nacionales un documento consensuado entre la CAMARCO, con la Cámara Empresaria de Desarrolladores Urbanos (CEDU), la Asociación de Empresarios de la Vivienda (AEV) y la Unión de Obreros de la Construcción (UOCRA), en el que han propuesto un programa destinado a dinamizar el sector.

 

En la reunión se propuso un Plan de reactivación mediante las viviendas privadas, para el futuro inmediato y para el mediano plazo, conformado por tres ejes, y que contemplara la contingencia producida en la actividad por la pandemia de COVID-19.

 

Las propuestas incluyeron desde medidas contracíclicas para sostener la actividad del sector, hasta una iniciativa para desarrollar una ley de vivienda con el objetivo de impulsar la construcción de nuevas unidades.

 

Así mismo, los empresarios han planteado la necesidad de recuperar el crédito para el sector, tanto para la etapa de la construcción como para la adquisición de viviendas mediante préstamos hipotecarios.

 

Por su lado, Kulfas y Béliz escucharon la propuesta y la iniciativa, agradecieron y acordaron volver a reunirse a la brevedad con el objetivo de que los empresarios aporten más detalles sobre la propuesta.

 

La construcción es uno de los sectores más golpeados por la pandemia. Los datos de mayo muestran que se contrajo 48,6% interanual.

Construcción
Industria
Economía argentina
Pandemia
Coronavirus en Argentina
Coronavirus