REESTRUCTURACIÓN DE DEUDA

Deuda: tras extender fecha de negociación, Guzmán dijo que Argentina mejorará oferta a bonistas

El ministro dijo que el país "realizará modificaciones" en los próximos días para llegar a un entendimiento. El país quedará hoy en default si no salda intereses por U$S503 millones.
Viernes 22 de mayo de 2020

Alberto Fernández y Martín Guzmán, Gobierno, NAAlberto Fernández y Martín Guzmán.

El Ministerio de Economía oficializó hoy la decisión de extender hasta el 2 de junio el plazo para negociar la deuda con los bonistas, y resaltó que el Gobierno "continúa recibiendo opiniones y sugerencias de los inversores" para lograr una "reestructuración exitosa".

 

La medida se formalizó por medio de una resolución publicada este viernes en el Boletín Oficial.

  

"Extiéndese la fecha de vencimiento de la Invitación a Canjear establecida por el Suplemento de Prospecto del 21 de abril de 2020, del decreto 391 del 21 de abril de 2020 y su modificatorio, la que vencerá el 2 de junio de 2020, a las 17:00 de Nueva York, Estados Unidos", según el texto oficial.

 

Noticias relacionadas

"Argentina realizará cambios a su oferta para reestructurar su deuda en los "próximos días", dijo el ministro de Economía, Martín Guzmán a la agencia Reuters, a horas de que la Argentina quede formalmente en default.

 

"La razón por la que extendimos (el plazo de) la oferta es técnica. Estamos planeando realizar modificaciones con el objetivo de alcanzar un acuerdo sostenible con nuestros acreedores", dijo Guzmán.

 

"Las negociaciones continúan por un sendero que consideramos positivo. Mi visión es que estamos experimentando un mayor entendimiento mutuo entre las dos partes", agregó el ministro.

 

Además, se extendió hasta el 3 de junio la fecha de anuncio de los resultados del canje, y al 8 de junio la fecha de liquidación.

 

El decreto 391 dispuso la reestructuración de los títulos públicos de la Argentina emitidos bajo ley extranjera, por unos 65 mil millones de dólares.

 

A través de ese decreto, el Gobierno aprobó un modelo de "Suplemento de Prospecto", que fijó como fecha de finalización de la "Invitación a Canjear" el 8 de mayo a las 17:00 – hora Nueva York, previendo la posibilidad de extenderla a discreción de la República Argentina, estando únicamente obligada a informar esa decisión.

 

Luego, esa fecha se extendió hasta este viernes a las 17:00, pero ahora fue nuevamente postergada, hasta el 2 de junio.

 

En la nueva resolución, Economía destacó que la Argentina "continúa recibiendo opiniones y sugerencias de los inversores".

 

"El Ministerio está analizando estas sugerencias con el objetivo de restaurar la sostenibilidad de la deuda pública emitida bajo legislación extranjera por lo que, en este contexto, se considera necesario realizar una nueva extensión para continuar las discusiones y propiciar un marco adecuado para que los inversores continúen contribuyendo a una reestructuración exitosa de la deuda", subrayó el Palacio de Hacienda.

Deuda
Bonistas
Martín Guzmán
Economía argentina
REESTRUCTURACIÓN DE DEUDA

Riesgo País cae 2,8% a la espera de avances en la negociación de la deuda

Tras la presentación de tres contraofertas para la reestructuración de la deuda por parte de grupos de bonistas las primeras operaciones del día mostraron subas generalizadas entre los bonos argentinos.
Lunes 18 de mayo de 2020

Mercados, riesgo país, REUTERSMercados.

El indicador riesgo país de la Argentina caía 2,8% en la mañana de este lunes hasta los 2.758 puntos básicos mientras se esperaban avances en la negociación de la deuda externa.

 

El índice que elabora la banca estadounidense JP Morgan se ubicaba así en niveles similares a los del 9 de marzo pasado, antes de que iniciara una escalada que lo llevó a alcanzar un récord para la gestión de Alberto Fernández.

 

El indicador registra una caída del 39% desde el pico de 4.519 puntos básicos alcanzado el 23 de marzo pasado.

 

La Argentina recibió el viernes tres contraofertas por parte de sus acreedores en una jornada en la que el ministro de Economía, Martín Guzmán, aseguró que "si hay ideas diferentes que sean consistentes y respeten las limitaciones", está dispuesto a escucharlas.

 

"Estamos comprometidos con darle una solución sostenible al problema de la deuda y queremos, bajo el liderazgo positivo del presidente Alberto Fernández, tener una relación sana y duradera con nuestros acreedores", apuntó Guzmán.

 

El fin de semana el ministro de Economía estuvo reunido con el jefe de Estado en la quinta presidencial de Olivos analizando la situación.

 

La Argentina tiene tiempo hasta el viernes a las 17:00 horas de Nueva York para anunciar un acuerdo de reestructuración para evitar el default, o de lo contrario tendrá que llegar a un entendimiento con lo acreedores para seguir negociando.

Riesgo País
Deuda
Economía argentina
RENEGOCIACIÓN DE DEUDA

Optimismo en el Gobierno por un posible acuerdo por la deuda externa

El buen ánimo que se se percibe en ámbitos gubernamentales tiene su fundamento en que las ofertas, incluso de la del duro BlackRock, "serían razonables". Estaría cerca el acuerdo.
Domingo 17 de mayo de 2020

Renegociación de deuda externa, BlackRock, bonistasBlackRock. Renegociación de deuda argentina.

“Contento” , con esta palabra llegaron a describir en el Palacio de Hacienda cómo es el estado de ánimo del ministro de economía, Martín Guzmán, luego de un primer análisis que se hizo sobre las tres contrapropuestas que hicieron llegar los principales acreedores del país para la renegociación de la deuda externa. Las iniciativas fueron presentadas el viernes a última hora por el fondo de inversión BlackRock los grupos Ad Hoc y Exchange.

 

El buen ánimo y el optimismo del Gobierno Nacional se explica, según informaron, porque la ofertas -también la de BlackRock (uno de los más duros negociadores)-, “serían razonables” lo que permitiría alcanzar eventualmente un acuerdo.

 

Los precios de las ofertas rondarían los 56 dólares, a distancia de los 48 dólares que estaría dispuesta a ceder la Argentina, según comentan los especialistas. Es decir que la diferencia entre ambos intereses no sería “insalvable”.

 

Las demandas de los bonistas no son iguales ni parejas ya que el grupo Exchange demanda paridades mayores que el resto ya que las cláusulas de emisión de estos bonos son más favorables para los acreedores.

 

Los fondos se apuraron a remitir sus respectivas propuestas porque recibieron un mensaje claro en cuanto a la voluntad del gobierno por seguir negociando, según quedó explícito en las últimas declaraciones del Ministro Guzmán.

 

Si bien los tres grandes grupos de acreedores creían llegar a presentar una propuesta en común, viendo que alcanzar este consenso les llevaría más tiempo, optaron por dar una señal de interés por seguir negociando y se presentaron por separado. “Se imaginan cómo hubieran abierto los mercados si al lunes no se hubiera presentado nadie”, comentaba un analista de mercados.

 

Alberto Fernández y Martín Guzmán, AGENCIA NAAlberto Fernández y Martín Guzmán. NA.

 

Las contrapropuestas de los bonistas contemplan la no quita del principal y la capitalización de los intereses durante el periodo de gracia. “Se encuentra dentro del margen de negociación del gobierno y hay espacio para un acuerdo mutuamente beneficioso”, explicó un especialista en renegociación de deuda externa.

 

Se espera que en los próximos días se lleven adelante intensas negociaciones. No existe certeza en cuanto a que se pueda llegar a un acuerdo antes del próximo viernes, fecha límite fijada por el gobierno argentino. De todas formas, se considera que este plazo pasaría a ser “anecdótico” ya que nadie estaría dispuesto a disparar la “aceleración”, es decir demandar el pago anticipado de los bonos, en un marco, en que las negociaciones están bien encaminadas.

 


Es alta la probabilidad de un acuerdo ya que nadie iría a default por una diferencia de dos o tres dólares”, sostienen fuentes del mercado, en tanto aclaran que esperan que se supere la desconfianza inicial existente entre los bonistas y el titular del Palacio de Hacienda.

 

Por otro lado, se sostiene que ni los bonistas ni el gobierno tienen interés, en la medida de lo posible, de ingresar en un standstill (es decir un período de espera) ya que el ánimo predominante es hacia un acuerdo y, por otra parte, decretar un período de gracia demandaría consultas entre los bonistas que tornan dificultoso el procedimiento.

Deuda
Gobierno
Bonos argentinos
Economía argentina