PANDEMIA DE CORONAVIRUS

Coronavirus: la vacuna podría estar en tiempo récord en todo el mundo

En los laboratorios de todo el mundo hay optimismo de que esté lista en algún momento del próximo año, algo nunca antes visto en la historia de la ciencia
Viernes 22 de mayo de 2020

Vacuna, coronavirus, EEUULaboratorios trabajan para buscar la vacuna contra el Covid-19.

Como parte de un proyecto de investigación médica casi inigualable por su ambición y alcance, voluntarios de todo el mundo se están arremangando para recibir vacunas experimentales contra el coronavirus, solo unos meses después de que se identificara el virus.

 

Compañías como Inovio y Pfizer han comenzado a realizar las primeras pruebas en personas para determinar si sus vacunas son seguras. Los investigadores de la Universidad de Oxford en Inglaterra también están probando vacunas en seres humanos, y dicen que podrían tener una lista para su uso de emergencia posiblemente en septiembre.

 

El lunes, Moderna anunció alentadores resultados de una prueba de seguridad de su vacuna en ocho voluntarios. No hubo datos publicados, pero la noticia por sí sola hizo que las esperanzas se dispararan. Los estudios en animales también han hecho que crezcan las expectativas. Los investigadores del Centro Médico Beth Israel Deaconess publicaron el miércoles un estudio que muestra que un prototipo de vacuna protegió a los monos del contagio del virus.

 

Noticias relacionadas

Los hallazgos allanarán el camino para el desarrollo de una vacuna humana, afirmaron los investigadores. Ya se han asociado con Janssen, una división de Johnson & Johnson. En los laboratorios de todo el mundo, ahora hay un cauto optimismo de que una vacuna contra el coronavirus, y tal vez más de una, esté lista en algún momento del próximo año.

 

Los científicos están explorando más de un solo un enfoque para crear la vacuna: al menos cuatro. Es tan grande la urgencia que están combinando fases de prueba y acortando un proceso que normalmente lleva años, a veces incluso más de una década. El coronavirus mismo ha resultado ser una presa torpe, un patógeno estable con pocas probabilidades de mutar significativamente y esquivar una vacuna.

 

“Es un objetivo más fácil, lo cual es una noticia estupenda”, dijo Michael Farzan, virólogo de Scripps Research en Jupiter, Florida. Una vacuna efectiva será crucial para terminar con la pandemia, que ha enfermado a 4,7 millones de personas en todo el mundo y ha matado a 324.000 hasta el momento. La inmunidad generalizada permitiría que regresáramos a la vida sin distanciamiento social y cubrebocas.

 

“De lo que la gente no se da cuenta es que normalmente el desarrollo de una vacuna lleva muchos años, a veces décadas”, dijo Dan Barouch, virólogo del Centro Médico Beth Israel Deaconess, en Boston, que estuvo a cargo de los ensayos con monos. “Y, por lo tanto, tratar de comprimir todo el proceso de la vacuna en de 12 a 18 meses es realmente inaudito. Si eso sucede, será el programa de desarrollo de vacunas más rápido de la historia”.

 

La vacuna de Moderna se basa en una tecnología de ARNm relativamente nueva que lleva trozos de los genes del virus a las células humanas. El objetivo es que las células empiecen a fabricar una proteína viral que el sistema inmunitario reconozca como extraña. El cuerpo construiría defensas contra esa proteína, preparándose para atacar si el coronavirus invade.

 

Algunos fabricantes de vacunas, incluyendo a Inovio, están desarrollando vacunas basadas en las variaciones de ADN de este enfoque. Pero la tecnología usada por ambas compañías nunca ha producido una vacuna aprobada para uso clínico, y mucho menos una que pueda fabricarse en cantidades industriales. Moderna fue criticada por hacer predicciones optimistas, basadas en tan solo un puñado de pacientes, sin proporcionar ningún dato científico.

 

En los últimos años laboratorios han creado vacunas de vectores virales, incluyendo una de Johnson & Johnson en los Países Bajos. Pero satisfacer la demanda de la pandemia sería un enorme desafío. Los fabricantes tienen más experiencia en la producción masiva de vacunas inactivas, hechas con virus muertos, por lo que este tipo puede ser el más fácil de producir en grandes cantidades.

 

De cualquier manera, no puede haber una sola vacuna. Si eso ocurriera, la compañía que la fabricara no tendría ninguna posibilidad de satisfacer la demanda mundial. “La esperanza es que todas, en determinado nivel, sean eficaces, y eso es importante sobre todo porque necesitamos más de una”, sostuvo Emilio Emini, director del programa de vacunas de la Fundación Bill y Melinda Gates, que está proporcionando apoyo financiero a muchos proyectos de vacunas que compiten entre sí.

Coronavirus
Vacuna
Pandemia
PANDEMIA DE CORONAVIRUS

Trump se mostró por primera vez con tapabocas en el día que EEUU reportó récord de contagios

Trump utilizó una mascarilla presidencial de color azul oscuro que en un extremo tenía estampado el sello de color dorado de la presidencia de EEUU y que estaba sujeta a sus orejas.
Domingo 12 de julio de 2020

Donald Trump, coronavirus en Estados UnidosDonald Trump con barbijo.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, apareció en público con un tapabocas por primera vez desde el inicio de la pandemia del coronavirus, un gesto que despertó una gran expectativa en un momento en el que el país del norte registró un récord de contagios diarios y debate si su uso debe hacerse obligatorio.
  

Trump utilizó una mascarilla presidencial de color azul oscuro que en un extremo tenía estampado el sello de color dorado de la presidencia de EEUU y que estaba sujeta a sus orejas.
  

El presidente se mostró así durante una visita al hospital militar Walter Reed, en las afueras de Washington y donde tenía previsto reunirse con el personal sanitario y militares que están recibiendo allí tratamiento.
  

Antes de salir en helicóptero hacia el hospital, Trump confirmó que llevaría un tapabocas, como ya había adelantado el viernes.
  

"Creo que llevaré una mascarilla, creo que cuando vas a un hospital, especialmente en ese sitio, en el que uno está hablando con soldados y con gente que en algunos casos acaba de salir del quirófano, creo que en ese caso es algo que es genial ponerse", explicó a la prensa.
  

Hasta ahora, Trump se había negado a llevar una mascarilla en público y había puesto en duda su eficacia, algo que contradice los consejos de las autoridades sanitarias del país.
  

"Nunca he tenido nada en contra de las mascarillas, pero sí creo que tienen un tiempo y un lugar adecuado", dijo.
  

Los demócratas creen que Trump se negó a llevar mascarilla por "vanidad", mientras que analistas como la periodista experta en género Liz Plank afirman que su actitud forma parte de una masculinidad mal entendida y con la que pretende mostrar fuerza, como si él estuviera por encima del virus.
  

Los casos de Covid-19 alcanzaron este sábado los 12,3 millones en todo el mundo, de los que casi la cuarta parte se concentran en Estados Unidos, que superó los 3 millones de contagios, según las cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS).
  

El país norteamericano también registró en las últimas horas un nuevo récord de contagios: unos 66.600, según el balance actualizado a las 09.15 de este sábado por la Universidad Johns Hopkins.
  

La decisión de Trump de llevar un tapabocas llega justo en medio de un debate a nivel local sobre la necesidad de que los gobernadores obliguen a sus ciudadanos a taparse la boca y la nariz para evitar que aumenten aún más los contagios, que están alcanzando niveles récords especialmente en el sur y oeste del país.

Coronavirus
Donald Trump
Estados Unidos
Pandemia
PANDEMIA DE CORONAVIRUS

Por el coronavirus, la aerolínea Emirates planea recortes de 9.000 puestos de trabajo

Ya había efectuado un recorte de 6.000 empleados. La palabra de su presidente.
Domingo 12 de julio de 2020

Emirates, compañía aéreaEmirates.

El presidente de la aerolínea de Emiratos Árabes Unidos (EAU), Tim Clark, comunicó en una entrevista que la compañía aérea tiene pensando eliminar 9.000 puestos de trabajo como consecuencia de la pandemia de coronavirus.

 

Esto se suma a la decisiones anteriores de la firma como la eliminación de una décima parte de su personal que constaba de 6.000 empleos.

 

"Probablemente tendremos que dejar ir algunos (empleos) más, probablemente hasta un 15 por ciento", afirmó Clark.

 

La aerolínea contaba con 60.000 empleados: 4.300 pilotos y 22.000 azafatas o personal de vuelo. Los primeros despidos fueron anunciados el 31 de mayo, aunque entonces no especificó cuántos serían.

 

Emirates es la mayor compañía aérea de Oriente Medio, explota una flota de 270 grandes aeronaves y los despidos empezaron con los despidos después de que los países más afectados por la pandemia cerraran su espacio aéreo a medida que se propagaba el coronavirus.

 

Coronavirus
Aerolínea
Crisis